Air Europa: de competir a ser parte de Iberia

La sorpresiva venta de la aerolínea del grupo Globalia a International Airlines Group (IAG), a través de Iberia, supone la creación de una mega carrier que movilizará 40 millones de pasajeros al año.

1000 millones de euros. Esa es la cifra por la que IAG adquirió la compañía aérea propiedad de la familia Hidalgo lo que le permitirá a la empresa compradora cubrirse del impacto que tendrá el Brexit reforzando la españolidad de la aerolínea ante la salida del Reino Unido de la Comunidad Europea.

Por un lado ambas firmas pretenden potenciar el «hub» de Madrid para convertirlo en el quinto aeropuerto más grande de Europa y la convierten en un movimiento “defensivo”para evitar que Air France entre como accionista de la aerolínea. Esta última compañía tenía una joint-venture con Air Europa y, según fuentes del mercado, no veía con malos ojos su compra.

La carta de Javier Hidalgo a sus empleados

Tras darse a conocer la noticia el consejero delegado del Grupo Globalia comunicó mediante una carta las razones de la venta de la aerolínea a Iberia asegurándoles que con la operación se garantiza el futuro de la compañía, y se mantendrán todas las actividades de mantenimiento y handling. Estas dos áreas son las que podrían generar mayores duplicidades al cierre de la operación, especialmente los servicios de atención en tierra, en la que Iberia y Globalia son dos duros competidores. En el área de mantenimiento Air Europa está centrada en operaciones de su propia flota, muy especializada en Boeing, marca que compone mayoritariamente la flota de Air Europa.

Nada cambia hasta el segundo semestre del 2020

En realidad la operación está pendiente de la aprobación de las autoridades competentes en materia de defensa de la competencia, lo que sucedería recién dentro de un año, pero hasta que eso no suceda Air Europa e Iberia seguirán compitiendo como hasta ahora. De ser así Air Europa pasará a formar parte del grupo de aerolíneas en quinto lugar en Europa en número de aviones de largo radio con 63 aviones, justo por detrás de KLM, con 65.

Peligro de Monopolio

Ahora son las autoridades españolas y los reguladores de la UE las que consideran que la compra eliminaría la competencia en algunas frecuencias, que solo son operadas por IAG o por la aerolínea hasta ahora en manos del grupo Globalia. Por ello, estos organismos exigirán previsiblemente a Iberia deshacerse de «slots» para dar el visto bueno a la compra de Air Europa.

Iberia se defendió de las acusaciones de posible monopolio explicando que el grupo resultante de la adquisición de Air Europa tendría un peso menor que otras aerolíneas similares en sus hubs.
De hecho, la cuota conjunta de IAG con Air Europa es del 39%, un porcentaje menor que la que tienen los competidores en París Charles de Gaulle, Frankfurt o Ámsterdam.