Aviones con baños más grandes

Las aerolíneas de los Estados Unidos son obligadas a incrementar el tamaño de al menos uno de los sanitarios para facilitar el acceso a quienes utilizan sillas de ruedas.

El Departamento de Transporte de Estados Unidos (DOT), obliga a las aerolíneas a ampliar al menos un baño de los aviones, con el fin de permitir el acceso de sillas de ruedas y así los pasajero discapacitado consiga moverse cómodamente y en algunos casos pueda tener la ayuda de un asistente.

Esta nueva norma aplicaría para aviones de pasillo único y que ofrezcan por lo menos 125 plazas. En un Aviso de Reglamentación Propuesta publicado el 18 de marzo, el DOT manifestó que la propuesta tiene unos plazos de 18 y 20 años para que entre en vigor, sin embargo con estos plazos tan prolongados pidió a las partes interesadas, opinar sobre estos antes de finalizar la regla.

La propuesta surge de un acuerdo de 2016 negociado entre defensores de la discapacidad, auxiliares de vuelo, fabricantes de aeronaves y aerolíneas. 

«Más de 25 millones de estadounidenses tienen problemas de movilidad que pueden requerir adaptaciones al volar», dice el aviso. «A medida que la población de los Estados Unidos envejece, se espera que la necesidad de acomodar a los pasajeros con impedimentos de movilidad solo aumente. A medida que el departamento avance con esta reglamentación, incluida la redacción de cualquier regla final, el departamento tendrá firmemente en cuenta su compromiso de equidad, incluida la búsqueda de información relacionada con si estas mejoras de accesibilidad se pueden implementar más rápidamente de lo que se propone actualmente», así lo recoge Travel Weekly.

De acuerdo con la propuesta, se solicitaría que los baños tengan manijas auxiliares, botones de llamada y las cerraduras de las puertas accesibles desde una posición sentada. Y los controles y dispensadores de los lavabos, incluidos los controles de temperatura de las canillas, que sean perceptibles al tacto.