Beijing imita a Tokyo

Los Juegos Olímpicos de Invierno que se celebrarán en China entre el 4 y el 20 de febrero tampoco tendrán público asistente a sus estadios y pruebas. Lo mismo ocurrió el año pasado en Japón con los demorados JJOO de 2020.

Las citas olímpicas de verano 2020 e invierno 2022 se presentaban como una oportunidad para Japón y China de atraer turistas de todo el globo, sin embargo, la pandemia ha truncado los planes de ambos países.

Tras unos Juegos Olímpicos de Tokio, que se celebraron en el verano de 2021 sin público general en las gradas —solo estaban presentes los miembros de las diferentes delegaciones—, ahora se ha comunicado que los Juegos de Invierno de Beijin (China) tampoco contarán con espectadores presenciales.

Según informa BBC, el Comité Olímpico Internacional (COI) ha decidido que no se venderán entradas a los eventos ni a extranjeros ni a ciudadanos chinos. Solo se distribuirán a “grupos de espectadores” invitados y bajo estrictas medidas sanitarias.

Prevista entre el 4 y el 20 de febrero, esta competición suele suponer un impulso para atraer a los turistas que están interesados en el esquí y el resto de deportes de invierno, así como para mostrar la riqueza paisajística al resto del mundo a través de la amplia cobertura mediática. Durante la celebración de los Juegos de Invierno de 2018, PyeongChang (Corea del Sur) recibió cerca de 2 millones de visitantes nacionales y 390.000 extranjeros.

Fuente: https://www.tourinews.es