Beijing ya es el primer aeropuerto contactless

La pandemia del Covid-19 impulsó la modificación de pautas de comportamiento que ya se venían gestando en el manejo de grandes volúmenes de pasajeros. El principal aeropuerto de la capital china ya casi eliminó el contacto humano.

Una nueva experiencia completamente sin contacto para los pasajeros que viajan a través del Aeropuerto Internacional de Beijing Capital (BCIA) debería hacer que los viajes aéreos sean más seguros. SITA, un proveedor de tecnología para la industria del transporte aéreo, anunció lo que llamó su despliegue biométrico más extenso hasta la fecha, que se centra en el aeropuerto más transitado de China y el segundo más transitado del mundo.

BCIA ha automatizado completamente todo el viaje del pasajero utilizando la tecnología SITA, desde el check-in y la entrega de equipaje hasta la inmigración, la seguridad y finalmente el embarque. Los pasajeros solo necesitan inscribirse una vez durante el check-in, luego experimentar un viaje sin problemas a través del aeropuerto habilitado por el reconocimiento facial.

Una eficiencia de procesamiento mejorada significa menos tiempo de espera y más distanciamiento social para todos los pasajeros. Un beneficio adicional durante la era COVID-19 es que el proceso elimina la necesidad de tocar cualquier equipo del aeropuerto, lo que reduce el riesgo de infección.

SITA Smart Path ya ha demostrado que puede acelerar significativamente el procesamiento de pasajeros en BCIA, procesando a más de 400 pasajeros que abordan un Airbus A380 en menos de 20 minutos. La solución SITA Smart Path es el despliegue más grande de su tipo y permite a los pasajeros deslizarse por el aeropuerto utilizando solo el reconocimiento facial como pase de abordar, eliminando la necesidad de puntos de contacto físicos y minimizando el riesgo de infección por COVID-19 para los pasajeros.

El despliegue incluyó la implementación de más de 600 puntos de control biométrico a través del aeropuerto, incluidos 250 carriles de puertas automáticas, 80 quioscos y 30 estaciones de entrega de equipaje que procesarán a los pasajeros de vuelos internacionales.

La tecnología biométrica está actualmente activada en múltiples puntos de control en BCIA, incluido el registro manual, el registro de autoservicio, la entrega de equipaje, el acceso restringido, la seguridad y el embarque. Desde el punto de vista de la eficiencia del aeropuerto, las soluciones han mejorado la capacidad y han creado un entorno de bajo contacto (sin papel) para todos, al tiempo que permiten que el personal se concentre en los pasajeros que necesitan ayuda con su viaje.

A medida que China emerge de la pandemia de Covid-19, un número creciente de pasajeros regresa a los cielos. Para sostener la recuperación de la industria, las aerolíneas, los aeropuertos, los servicios de asistencia en tierra y otros en la industria deben priorizar la seguridad, conveniencia y confianza de los pasajeros. BCIA es el aeropuerto más grande de China, con un volumen de pasajeros superior a los 100 millones entre 2018 y 2020. Está posicionado como el aeropuerto central internacional en el diseño general del grupo de aeropuertos Jing-Jin-Ji. A la fecha, presta servicios a 31 aerolíneas nacionales y 62 aerolíneas extranjeras, con 133 rutas internacionales y 161 rutas nacionales.

Fuente: https://www.sita.aero