Buenos Aires tiene nueva Ley de alquileres turísticos

En el día de ayer la Legislatura de la Ciudad aprobó la nueva ley. La AHT considera esto un gran paso que ordena el desarrollo de una actividad hasta aquí caracterizada por la informalidad.

Con la nueva ley se crea un registro de todos los inmuebles que se alquilen íntegra o parcialmente. Las plataformas deberán publicar únicamente inmuebles que puedan brindar su número de registro.

Asimismo, se contemplan los derechos de los turistas, debido a que las instalaciones deben cumplir los parámetros de seguridad vigentes como, por ejemplo, contratando seguros de responsabilidad civil. Con respecto a los vecinos, deberán dar su conformidad en el reglamento de copropiedad y dichos inmuebles se deberán identificar con cartelería a tal fin. Un registro de pasajeros permitirá mayor control y seguridad para los vecinos.
Ampara a los anfitriones/locadores, para que, en caso de surgir un problema, no se hallen solos frente a cualquier reclamo, al establecerse la responsabilidad de las plataformas. Prevé para ellos un sistema simple, gratuito y on line de registración, y les beneficia con publicidad oficial.
La ley impactará de modo tal que genera un mayor equilibrio en el mercado de alquileres de inmuebles en general, con el consecuente beneficio para el mejor acceso a la vivienda de los vecinos de la ciudad, dada la competencia desleal que se presentaba entre usos turísticos y residenciales.
Si bien aún existen dos aspectos que no han sido resueltos- como el régimen de edificios enteros para uso de alojamiento turístico y un plazo mayor al habitual de un año para la entrada en vigencia de esta Ley- el balance es positivo.
La AHT ha colaborado activamente en este proyecto apuntado al establecimiento de condiciones más justas para sus asociados, los turistas, los vecinos de la ciudad y los prestadores de alquileres; y es por ello que elogia la novedad legislativa.

Lo que dictaminó la Legislatura
Con el fin de reglamentar la situación actual se dispuso la creación de un régimen en el que deberán inscribirse gratuitamente y de forma digital quienes quieran ofrecer un alojamiento bajo esta modalidad.

La Legislatura aprobó durante la sesión de hoy una ley que crea un régimen para regular la actividad de Alquiler Temporario Turístico en la Ciudad de Buenos Aires. Entrará en vigencia a partir del 1 de diciembre de 2020.
La inscripción será gratuita y se podrá realizar en forma digital, mientras que los anfitriones serán los únicos sujetos facultados para inscribir una unidad con destino habitacional en este nuevo Registro.
La norma define al alquiler temporario turístico como el servicio de alojamiento en unidades con destino habitacional, en su totalidad o una parte de éstas, por un período mínimo de una pernoctación y de hasta tres meses.
Uno de los artículos de la ley explica que “los sujetos que se encuentran alcanzados en estas disposiciones son quienes se denominan anfitriones, es decir, los propietarios, usufructuarios, cesionarios, administradores y/o locadores -o quien cualquiera de los anteriores designe a tal efecto y cuente con poder suficiente- que exploten y/o comercialicen inmuebles de manera habitual en la modalidad locativa definida anteriormente”.
En tanto, los huéspedes de alquileres temporarios turísticos tienen la obligación de observar las reglas de higiene, educación, convivencia social, y de respeto a las personas, instituciones y costumbres para la utilización adecuada de los diferentes servicios turísticos, y de respetar las instalaciones y los equipamientos.

La Autoridad de Aplicación será el Ente de Turismo de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires o el organismo que en el futuro lo reemplace.

El diputado Gonzalo Straface (VJ) fue el miembro informante de la ley de alquileres turísticos.

Por su parte, las obligaciones del anfitrión son informar al consorcio de copropietarios de la existencia de una unidad que sea dada en alquiler temporario con fines turísticos; constatar la identidad y registrar información de cada huésped alojado, así como el período de alojamiento; exhibir en lugar visible de la entrada o de la recepción de la unidad una copia del certificado de inscripción al registro; contratar seguro de responsabilidad civil por daños contra terceros, y entregar al huésped un inventario del equipamiento y mobiliario, entre otras responsabilidades.
Además, las Plataformas de Alquiler Temporario Turístico deberán habilitar un campo en la plataforma digital para que el anfitrión informe el número de inscripción ante el Registro de cada unidad y en toda publicación o publicidad que se dé al mismo; proceder, previa notificación fehaciente y mediante resolución fundada, a la baja, retiro o suspensión de toda publicación que no posea el número de inscripción en el Registro, y exhibir en forma accesible en todo medio de publicación la información que la Autoridad de Aplicación determine.
El incumplimiento a las obligaciones establecidas en esta ley será sancionado por la Autoridad de Aplicación con apercibimiento; suspensión en el Registro que no podrá exceder de 30 días corridos, o la baja del mismo.
Según los fundamentos del proyecto “el posicionamiento turístico de los alojamientos disponibles en la Ciudad requiere de un modelo de gestión autosustentable, que garantice la disposición y uso de los recursos necesarios para ejecutar acciones estratégicas, a efectos de potenciar no solo el turismo sino también las herramientas necesarias que lo ayudan a consumarse positivamente, traduciéndose en un beneficio para la comunidad entera”.
“El turismo internacional viene creciendo en forma ininterrumpida hace tres años en la Ciudad. Y en particular, en este 2019 se prevé alcanzar el récord histórico de tres millones de turistas extranjeros, con un impacto económico de más de tres mil millones de dólares si incluimos el turismo doméstico en la Ciudad. De este modo, el gasto de los visitantes se traduce en un mayor consumo de bienes y servicios locales como alojamiento, gastronomía, excursiones, actividades culturales y de entretenimiento, comercios, entre otros, lo cual dinamiza muy fuertemente a las pequeñas y medianas empresas del tejido productivo de nuestra ciudad”, sostienen los argumentos de la iniciativa presentada por los diputados Gonzalo Straface, Christian Bauab y Jian Ping Yuan (VJ).
La norma fue aprobada con 41votos positivos -VJ, Ev, PS- y 17 negativos de los bloques GEN, UC, BP, IS, FIT, AyL y MC.