“Catamarca tiene un potencial increíble para producir buenos vinos”

Raúl Fidelio, Ing. Agrónomo y propietario de la primera bodega turística de Catamarca, “Perro Guardián”, nos contó en “Ciudadanos Viajeros” cómo nació el proyecto y el potencial para el enoturismo de la provincia.

Somos una familia de Rosario, compramos hace varios años fincas en Catamarca, la provincia tiene un potencial increíble para la industria vitivinícola.

Una de nuestras pasiones son los perros, tenemos 15 perros. Es por eso que la bodega se llama Perro Guardián.

Abrimos una bodega de tipo artesanal y cuando decidimos el nombre homenajeamos a nuestra mejor perra que fue la más guardiana que tuvimos, Kiara.

Los vinos catamarqueños tienen una impronta que es mostrar las notas del terroir. La madera no debe tapar estas notas.

Catamarca tiene un potencial increíble para lanzar buenos vinos.

Antes estos vinos eran para exportación. Hoy todo lo que sale es consumo interno.

En Catamarca las bodegas no tienen grandes volúmenes, lo cual habla de un cuidado mayor del vino y de mejor calidad.

No hay todavía una política armada para que las pequeñas bodegas nos podamos agrupar y vender un contenedor completo. Mientras no tengamos esta política es difícil que podamos exportar.

Tenemos visitas guiadas, calificamos para Safe Travel. Cumplimos todos los protocolos. Hacemos la guía por los viñedos donde la gente tiene toda la información de la producción de vinos. Cuando hacen la gira le mostramos también los arboles frutales.

Se hacen dos degustaciones después de que las personas conozcan la producción. También tenemos la parte gastronómica donde pueden probar los menús regionales. Humita, tamales, empanadas, degustación de dulces, todo eso acompañado de los vinos nuestros.

Escuchen la nota acá