¡¡¡Chau Marengo!!!

La vida está atada a la muerte de manera indisoluble, pero siempre celebramos el nacimiento y nos entristece la desaparición física.
Este viernes 6 de noviembre no va a volver a ser uno más para nosotros. Será el día en que un querido amigo inició el crucero más largo de su vida. Zarpó Ricardo Marengo y con él se fue todo aquello que nos transmitía en cada charla, en cada encuentro.

Nos conocimos hace décadas, cuando la profesión del periodismo turístico nos cruzó en algún evento marítimo, y consolidamos una amistad que nunca dejó de crecer hasta ayer, lamentablemente hasta ayer.
Mar del Plata fue su lugar en el mundo y allí inició su amor por la navegación y también desde allí partió.
Sus conocimientos del mar y los viajes en cruceros lo llevaron un día a transformarse en periodista especializado en el Buenos Aires Herald, cuando aún no era un tema reconocido por el gran público viajero.
Su pasión lo llevó a dar un paso más y creó uno de sus mayores logros, “Noticias de Cruceros”, el portal de información temático que lo transformó en el verdadero referente del tema cruceros en nuestro país.

Ricardo fue parte importante de la génesis de nuestra aventura radial y se sumó al equipo desde el primer programa de Ciudadanos Viajeros, un sábado 7 de abril de 2018.
Desde ese sábado siempre estuvo presente… Bueno, casi siempre, porque a veces estaba navegando y no tenía señal a bordo.

Decía que ser parte de nuestro programa lo hacía feliz, y era recíproco. A nosotros nos hacía feliz su participación, porque con él se generaba ese clima de camaradería y amistad que se transmitía cada sábado cuando salía al aire y nos contaba lo mucho que le gustaba y lo mucho que conocía de viajar por ríos y mares de todo el mundo.

La pandemia hizo que dejáramos de estar sentados todos en la misma mesa en el estudio de Radio con Vos, pero la tecnología nos permitió ignorar la ausencia física; y eso que hacía más de dos meses que estaba instalado en su amada Mar del Plata, y desde allí nos contaba las sensaciones que le provocaba ver el mar desde la ventana de su departamento.
Finalmente, sólo nos queda agradecerle su vocación, su compromiso por aportar sus conocimientos del mundo de los cruceros para que cada vez más gente disfrute de sus vacaciones a bordo de un barco; por aportarnos su humor y su optimismo.

Chau “Capitán Marengo”, nos encontraremos en algún puerto para charlar de los nuevos viajes que nos esperan.