Claroscuros para el turismo norteamericano

Mientras el país sobrepasa los 100 mil fallecidos por el Covid-19, varios destinos, atracciones y hoteles anuncian que en pocos días más comenzarán a abrir sus puertas, con medidas sanitarias y capacidades limitadas. ¿Una jugada arriesgada o una decisión acertada?

La recesión y el desempleo en el país gobernado por Donald Trump se han vuelto una pesadilla gracias a la pandemia. Días atrás el presidente de la USTA, Roger Dow, informaba que el desempleo en turismo alcanzaba al 51%. El grupo Hertz se sumaba a empresas como Avianca y LATAM Airlines al Capítulo 11, y todos los días se informa sobre despidos, retiros voluntarios y disminución de plantillas en todos los sectores afectados.

Estados Unidos tiene un federalismo fuerte y son los Estados en forma individual los que pueden decidir si se aíslan en cuarentena o permiten el desarrollo de actividades económicas.

Las Vegas dice sí

Con los casinos de Nevada autorizados a reabrir el 4 de junio, los resorts de Las Vegas están incrementando sus planes para reanudar las operaciones.
El gobernador de Nevada Steve Sisolak anunció la fecha de reapertura del 4 de junio el 26 de mayo. Los casinos estatales han estado cerrados por orden estatal desde el 17 de marzo.

Wynn Las Vegas dijo que los complejos turísticos Wynn y Encore reabrirán el 4 de junio, con un total de 16 restaurantes, seis bares y salones, tres explanadas de compras, cinco piscinas y dos salones que se espera que estén en funcionamiento. Los casinos y el campo de golf de 18 hoyos también estarán abiertos.
Wynn es una de las principales compañías de casinos de Las Vegas que se ha comprometido a evaluar a los empleados para Covid-19 antes de que regresen a trabajar.

MGM Resorts, Caesars Entertainment y Boyd Gaming se han asociado con el Centro Médico Universitario de Las Vegas, el Fondo de Salud Culinaria y el Centro de Convenciones de Las Vegas para proporcionar pruebas de Covid-19 para sus empleados.

Caesars ha confirmado que Caesars Palace y el Flamingo Las Vegas serán los primeros de sus resorts en abrir en cuanto se levanten las restricciones estatales. Ambas propiedades ofrecerán alojamiento, opciones gastronómicas y acceso a sus piscinas al aire libre, así como máquinas tragamonedas y juegos de mesa. Sin embargo, el entretenimiento en vivo, bares, spas, buffets y valet parking no se reanudarán de inmediato.

MGM Resorts dijo que los hoteles Bellagio, Nueva York-Nueva York y MGM Grand reabrirán el 4 de junio. Las fuentes del Bellagio volverán a funcionar al igual que los restaurantes Petrossian Bar y Prime, Lago y Mayfair Supper Club. La piscina, el salón y el gimnasio de Bellagio también volverán a abrir.

La Florida, indecisa

En el estado de Florida se inició la reapertura de pequeños establecimientos y se está empezando a planear la apertura de los centros de entretenimiento. En Orlando se espera que los parques temáticos empiecen a funcionar los primeros días de junio.

Locales de comida y restaurantes han comenzado a abrir sus puertas en Miami, pero se dio marcha atrás con el permiso para que comiencen a funcionar bares y cervecerías, y aquellos que se ubiquen fuera de Miami-Dade, y otras municipalidades del sur de la Florida, ya pueden recibir a sus clientes.

Walt Disney World Resort en Orlando planea una reapertura gradual, con los parques Magic Kingdom y Animal Kingdom reabriendo al público el 11 de julio y Epcot y Hollywood Studios reabriendo el 15 de julio. Será con reserva previa y habrá un limite de personas por día muy inferior al que veríamos en pleno verano del hemisferio norte.

SeaWorld Parks & Entertainment también piensa en un reinicio de operaciones el 11 de junio, y Universal Orlando lo hará el 5 del próximo mes.

A pesar de todo Nueva York quiere regresar a la acción

Nueva York aún está intentando detener la propagación del Covid-19, por tanto no se habla ni de viajes, ni de apertura de lugares pero a finales de junio Nueva York podría estar operando hoteles, restaurantes, galerías y centros de entretenimiento. Los destinos de Nueva York, Brooklyn o Queens tendrán que esperar instrucciones para poder abrir sus negocios, restaurantes y hoteles.

El alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, desveló este jueves los planes de la ciudad para entrar en la primera fase de reapertura, algo que reiteró podría suceder en una o dos semanas, momento en el que se calcula que entre 200,000 y 400,000 trabajadores volverán a sus puestos. El alcalde dijo que aún no se tiene una fecha específica para el arranque de la fase 1, aunque insistió en que probablemente será en la primera o segunda semana de junio “si los números se mantienen y siguen progresando”.