Cómo se prepara Cuba para recibir al turismo

En una conferencia de prensa del Ministro de Turismo de Cuba, Juan Carlos García Granda, se informó que la isla reabrirá todas sus fronteras a los viajes internacionales el próximo 15 de noviembre.

Según el ministro de Turismo, Cuba mantiene la tendencia a la disminución de casos de COVID-19 en todas sus provincias. Asimismo, están garantizadas las vacunas que lograrán la inmunización prevista del 90% de sus habitantes, para el mes de noviembre. Los trabajadores de la Salud Pública, así como los de la industria del ocio, aduanas, transporte, aviación civil y en general todos los que interactúan con viajeros, han sido los primeros en recibir las vacunas y se les aplicará, además, una dosis extra para reforzar su protección. Esto permitirá implementar medidas como la eliminación de la cuarentena obligatoria para los viajeros a partir del 7 de noviembre (se adelanta una semana), el retorno de la movilidad entre provincias (potenciando el desarrollo de los circuitos turísticos) y la reanimación de las actividades culturales.

Puntualizó García que los protocolos sanitarios serán adaptados de acuerdo al nuevo contexto. Reafirmó que se exigirá a los viajeros la certificación internacional de vacunación o en su defecto el resultado negativo de un PCR realizado no más de 72 horas antes de su arribo a Cuba. Los niños menores de 12 años de edad, independientemente de su nacionalidad, al arribo a Cuba, estarán exentos de presentar un esquema de vacunación o prueba de PCR-RT. Se solicitará la presentación de la Declaración de Sanidad del Viajero (Declaración Jurada de Salud).

En los puntos de entrada al país, el personal sanitario podrá realizar chequeos de temperatura y toma de muestras aleatorias a los pasajeros, y en las instalaciones de alojamiento se mantiene la vigilancia epidemiológica. En el caso de las casas de renta privadas, son responsables sus dueños de informar oportunamente ante cualquier huésped con sintomatología. Los turistas que resulten positivos ante el test PCR, serán trasladados a instituciones de salud para su atención y cuidado. Se mantiene el uso obligatorio de mascarilla dentro de las terminales aéreas y portuarias, al igual que en todo el país.

Ya se encuentran listos para la reapertura los diez aeropuertos internacionales del país, así como marinas y otros puntos de llegada. Según los datos ofrecidos existe un gran interés en los operadores mayoristas que trabajan el Destino Cuba, y han recibido numerosas solicitudes provenientes de Canadá, Reino Unido y otros países europeos. Rusia, mercado que arriba a Varadero y Cayo Coco desde hace varias semanas, planifica un crecimiento basado en itinerarios que parten de nuevas ciudades; y los mercados centroamericanos como México, Panamá y República Dominicana también incrementan su presencia en el entorno turístico de la isla. Señaló García que, en el caso de estos últimos, son fundamentales para garantizar la conexión con los países del Cono Sur, e informó también que Cubana de Aviación retoma sus rutas desde Argentina y España. Otras aerolíneas tradicionales como Air France, Air Europa e Iberia incrementan sus arribos, y para los turistas provenientes del continente asiático recordó la oferta de Turkish Airlines, que conecta esta región con la capital cubana.

Todos estos elementos, afirmó García, permiten esperar la llegada de unos 100 000 turistas internacionales en el período comprendido entre el 15 de noviembre y finales de año. Con optimismo, resaltó que la respuesta de los turoperadores y líneas aéreas ha superado las expectativas, hecho que permite confiar en un invierno muy alentador.

Mencionó que estos viajeros hallarán en Cuba instalaciones renovadas y multitud de nuevos servicios. Como ejemplos, se refirió a las mejoras en la conectividad a Internet, el uso de wifi gratis durante 30 minutos en los aeropuertos, las novedosas plataformas de venta online de servicios y la facilidad para realizar los pagos digitales. Al respecto, precisó que estarán disponibles tarjetas prepagadas en Moneda Libremente Convertible (MLC) en las casas de cambio de aeropuertos, marinas y zonas turísticas, las cuales podrán ser adquiridas por los turistas para abonar los servicios en territorio cubano. Dichas tarjetas tienen una vigencia de 2 años y el monto que no haya gastado el viajero a su salida del país le será reintegrado si lo desea.

Finalmente, el ministro invitó a vacacionistas de todo el mundo a visitar Cuba, un destino renovado y seguro que cuenta con miles de atractivos en sus playas, ciudades y reservas naturales. Afirmó que están creadas todas las condiciones y ponderó especialmente la hospitalidad del pueblo cubano, listo para recibir nuevamente amigos desde todas las partes del mundo.