Contribución ecológica, o ¿una forma de hacer caja?

Norwegian cobrará entre 1 y 4 euros más a sus pasajeros cada vez que vuelen, en función del trayecto que realicen para compensar las emisiones de CO2.

Norwegian ha decidido combatir el efecto del cambio climático de una forma muy peculiar. La aerolínea noruega, que está sumida en graves problemas económicos, ha decidido hacer caja con la contaminación que generan sus aviones y cobrará hasta 4 euros a sus pasajeros para “compensar las emisiones”.

“A partir de ahora ponemos un precio a las emisiones reales de carbono por vuelo, lo que facilita que todos nuestros clientes puedan tomar medidas desde el punto de vista climático”, ha señalado Anders Fagernaes, director de sostenibilidad de Norwegian.

Mientras otras aerolíneas han anunciado que invertirán en flotas más eficientes y en un programa de desarrollo de biocombustibles, Norwegian quiere que sus pasajeros tomen conciencia de la contaminación de los aviones abonando una cantidad extra en función del recorrido que realicen.

Así, un pasajero del vuelo entre Barcelona y Londres pagará un extra de 0,96 euros, mientras el trayecto Barcelona-Los Ángeles tendrá un coste medioambiental para el pasajero de 4,01 euros. Norwegian no aclara qué hará con la recaudación extra a cuenta del cambio climático. “Sabemos que a muchos de nuestros clientes les gustaría poder compensar las emisiones asociadas a su viaje”, señala Fagernaes, impulsor de esta medida recaudatoria.

Fuente: https://www.preferente.com/