Crece el número de pasajeros que eligen viajar en silencio

Los trenes de Alta Velocidad Española ofrecen la opción de vagones en donde no se puede hablar por celular ni mantener largas conversaciones, y el número de pasajeros que lo eligen va en aumento.

Los trenes de larga distancia AVE de Renfe disponen de “vagones en silencio” destinados a aquellos viajeros que quieran pasar su estancia de manera relajada y sin ruidos para poder descansar o concentrarse en su trabajo o alguna lectura.
Son espacios donde no se permite a los pasajeros hablar por su celuar, se recomienda hablar en voz baja y no mantener conversaciones demasiado duraderas.

También es obligatorio el uso de auriculares, así como silenciar todos los dispositivos electrónicos que puedan suponer una contaminación acústica para el resto de los ocupantes del tren.

Para evitar ruidos inesperados, la compañía ha prohibido que viajen los niños menores de 14 años y los animales de compañía, por lo que no se podrán encontrar tampoco billetes para ellos incluidos en tarifas de grupo o aquellas que permiten adquirir las cuatro plazas de mesa.

Renfe, por su parte, no emite en estos vagones mensajes de megafonía, ni ofrece servicio de “bar móvil” o restauración en el asiento para no molestar a los pasajeros. Además, reduce la intensidad de la iluminación siempre que es posible.

La demanda no para de crecer

Un total de 1,87 millones de viajeros eligieron estos vagones durante el año pasado, lo que supone un incremento del 6,8% respecto al ejercicio anterior. Esto confirma la voluntad de los pasajeros de contar con un viaje tranquilo y sin exceso de ruidos, además de la “buena recepción” del servicio que presta este tipo de coches, que cada vez es “más demandado y mejor valorado”, según indicaron a Europa Press varias fuentes de la compañía ferroviaria.

Desde que Renfe puso en marcha estos vagones “silenciosos” a comienzos de 2014, ya transportaron 9,14 millones de pasajeros. Para 2020 la compañía calcula que pondrá a la venta 2,32 millones de billetes de “AVE en silencio”, con los que no contará el nuevo low cost AVLO.

En la actualidad, la compañía registra una ocupación media del 81%, de unos cuarenta viajeros aproximadamente por vagón y cuyos billetes tienen el mismo precio que las plazas turista del tren.

Fuente: https://www.cerodosbe.com