Datos y tecnología de salud digital, claves para recuperar la confianza de los viajeros

Paul de Villiers, Vicepresidente Senior de Cuentas Globales y Viajes de Negocios de Amadeus, aporta su visión en esta Columna de Opiniones sobre los factores de cambio en el turismo.

Aunque el turismo mundial ha sido uno de los sectores más afectados durante la pandemia, parece que se vislumbra un escenario de recuperación optimista, que combina la contención de la infección, la implantación de vacunas y la recuperación de la economía. Mientras el sector contempla y explora nuevas formas de recuperación, creemos que será necesario el esfuerzo de los gobiernos y de todo el sector turístico para que el mundo vuelva a viajar. También creemos que la tecnología y la innovación se convertirán en poderosos facilitadores del cambio.
Al poner en práctica esta teoría, los gobiernos y las partes interesadas de todo el sector de los viajes están explorando las ventajas de los pasaportes o certificados sanitarios digitales para reconstruir los viajes y el turismo de forma segura. Y para reunir más información sobre cómo podemos reconstruir el sector, realizamos una encuesta a principios de este año, en nueve mercados, a viajeros que se habían aventurado en el extranjero por ocio y negocios en los 18 meses anteriores a la encuesta. Queríamos conocer la actitud de los viajeros respecto a los pasaportes sanitarios digitales y al almacenamiento digital de datos sanitarios.
Alrededor del 41% de los encuestados dijo que reservaría un viaje internacional en las seis semanas siguientes al levantamiento de las restricciones. También descubrimos que el nivel de comodidad en el uso de datos sanitarios digitales es alto en todo el mundo. A medida que los programas de vacunación se despliegan, la demanda acumulada y el apetito por viajar llevarán a la gente a adoptar las nuevas tecnologías para hacer un viaje antes. Alrededor del 91% de las personas declararon que la tecnología aumentaría su confianza para viajar en los próximos 12 meses. Curiosamente, este nivel de confianza era del 84 por ciento en septiembre de 2020.
Sin embargo, pudimos ver las diferencias clave en el sentimiento de los viajeros y el tipo de tecnología con la que se sentirían cómodos en los distintos mercados. Por ejemplo, las tres tecnologías más citadas que aumentarían la confianza en los viajes son las aplicaciones móviles que comparten notificaciones durante el viaje, los pagos móviles sin contacto y el embarque móvil. En cuanto al uso de pasaportes sanitarios digitales y el intercambio de datos sanitarios digitales, esto es lo que encontramos:
Europa se muestra más reticente al uso de pasaportes sanitarios digitales
La encuesta apuntaba a países como Singapur, India, Emiratos Árabes Unidos y EE.UU. como los más interesados/conformes en utilizar pasaportes sanitarios digitales en todo momento cuando viajan. Por ejemplo, el 65% de los viajeros de Singapur utilizarían pasaportes sanitarios digitales si la mayoría de los países los aceptan y están regulados por normas internacionales. En comparación, los habitantes del Reino Unido, Rusia, España y Alemania son un poco reacios, y Francia es el país que menos cómodo se siente, con un 33%. Puede depender de cómo se compartan y almacenen los datos sanitarios, ya que hemos comprobado que los viajeros se sienten más cómodos compartiendo datos con las aerolíneas que utilizan con frecuencia. Sin embargo, un porcentaje significativo de personas está abierto a las aplicaciones de terceros para almacenar los datos de salud.

Inclinación por la forma de almacenar y compartir los datos
Cerca del 70 por ciento de los viajeros encuestados dijeron que se sentirían cómodos compartiendo los datos de salud si las aerolíneas con las que viajan con más frecuencia ofrecieran una forma de almacenar los datos en una aplicación que ya utilizaran. Sin embargo, el propósito de compartir los datos difiere. Mientras que tres de cada cinco viajeros se sentirían cómodos proporcionando la información puramente para el transporte, cerca de la mitad de ellos estarían más interesados en compartir los datos para reservar y comprobar. Cuando comparamos el almacenamiento de datos y la comodidad de compartirlos, India, Estados Unidos y los Emiratos Árabes Unidos fueron los primeros en compartir datos con las aerolíneas más utilizadas y en descargar aplicaciones de terceros. Nuestra investigación indicó que los países europeos (siendo Alemania y Francia los más bajos) son más reacios a compartir los datos de salud y más recelosos de dónde se almacenan. Esto nos lleva a la pregunta:
¿Cuáles son las preocupaciones en torno a compartir y almacenar los datos sanitarios digitales?
Hemos comprobado que la preocupación general es similar en la mayoría de los mercados. Más de un tercio de los viajeros en Estados Unidos y Europa, y cerca de la mitad de los encuestados en Rusia y Singapur, citaron el riesgo de que su información personal sea pirateada. Sin embargo, la encuesta reveló que las preocupaciones varían un poco cuando miramos a la Europa continental. La transparencia sobre cómo y qué datos utilizamos es la principal preocupación allí. Por ejemplo, el 40% de los encuestados en Alemania considera que la falta de control y transparencia sobre con quién compartimos los datos es un factor disuasorio. Para el 38% de los viajeros franceses, la preocupación es la privacidad.
La mayoría de los viajeros apuntan a la tecnología adecuada, ya sean las aplicaciones existentes ofrecidas por las aerolíneas para almacenar y compartir datos de salud o las aplicaciones de terceros de confianza para impulsar la confianza. La encuesta también reveló que comprender el sentimiento de los viajeros hacia los datos sanitarios digitales en los diferentes mercados es crucial para reconstruir los viajes. Por ello, hemos desarrollado el Ecosistema de Viajes Seguros, un programa global diseñado para ayudar al sector a superar estos retos y acelerar la recuperación. A raíz de varias reflexiones, también hemos añadido nuevas capacidades a nuestra plataforma segura de identificación de viajeros que garantiza la seguridad y automatiza la identificación de los viajeros al tiempo que cumple con los requisitos reglamentarios.