De turismo estamos hablando

Coincidiendo con la celebración de los 55 Años de la fundación de la Cámara Argentina de Turismo, se llevo a cabo esta semana la renovación de autoridades de la institución.

Con la presidencia de Gustavo Hani (FAEVYT), la Vicepresidencia I de Fernando Gorbarán (AOCA), la Vicepresidencia II de Aldo Elías (AHT), y la Vicepresidencia III de Daniel Suffredini (FEHGRA), entre otros, quedo conformado el nuevo Comité Ejecutivo de la CAT.
Además, renovó también las autoridades del Consejo Directivo, conformado por 72 miembros representantes de entidades gremiales de todo el país. Un montón de gente.
En la reunión de prensa realizada el miércoles pasado, Hani y Gorbarán, hablaron de una nueva unidad del sector; buscar aportar soluciones que permitan dejar atrás la peor crisis del turismo y, fundamentalmente, encontrar una nueva forma de relacionarse con el Ejecutivo, es decir, el Ministerio de Turismo y Deportes de la Nación.
Estas aseveraciones son los grandes desafíos que tiene por delante la nueva conducción y muy poco tiempo para lograrlo, porque no solo el Covid 19 afectó al turismo vernáculo, ¿no?
Tal vez por diferencias de criterios, o por cuestiones personales, lo cierto es que la unidad estaba atada con alambres y se notaba en el accionar de unos y otros. ¿Quién tendrá la razón? Lo dirá el tiempo, el mismo tiempo que cura todas las heridas.
Aparentemente, este hecho democrático tratará de resolver un sinfín de entredichos entre las instituciones más poderosas del sector, diferencias que ocurrieron durante los últimos 55 años, casualmente; y que a pesar de jugar al gatopardismo institucional -que todo cambie para que nada cambie-, a duras penas logró mantenerlas unidas frente a los gobiernos de turno.
Al comienzo de la pandemia nos pareció un acto de coherencia que la dirigencia del sector se mostrara unida en la búsqueda de soluciones, y es algo que hemos elogiado en varias oportunidades en aquel entonces.
Hoy, sin dudas, es necesario encontrar una nueva forma de relacionarse con el Ministerio de Turismo y Deportes de la Nación, y para ello es imprescindible encontrar esa nueva unidad en la dirigencia del sector, de lo contrario será más de lo mismo.
Como diría José Hernández, si entre ellos se pelean los devoran los de afuera.
En el mundo entero la ausencia de la actividad turística ha dejado al desnudo su importancia en el desarrollo de las economías regionales.
En el mundo entero los dirigentes de la actividad turística entienden que es tiempo de poner cada cosa en su lugar, y de turismo estamos hablando.