Despliegue en El Cairo con un gigantesco desfile de momias

El Desfile Dorado de los Faraones se realizó este sábado 3 de abril para trasladar 22 reyes y reinas de antiguo Museo Egipcio a su nueva ubicación: el Museo Nacional de la Civilización Egipcia, que promete ser una gran atracción turística tras su apertura.

Bajo las más estrictas medidas de seguridad, acompañadas de una banda de música y a bordo de insólitos vehículos, las momias recorrieron 5 kilómetros en una procesión que ya forma parte de la historia de Egipto.

Los ilustres gobernantes desfilaron siguiendo el orden cronológico de sus reinados: desde Seqenenre Taa II, de la dinastía XVII, hasta Ramsés IX, octavo faraón de la dinastía XX.

Un desfile histórico

El Desfile Dorado de los Faraones, que venía anunciándose desde hace meses, arrancó en la entrada del Museo Egipcio de El Cairo (o Museo de Antigüedades Egipcias), en el centro de la capital, y continuó su recorrido siguiendo el curso del Nilo para poner rumbo a su nuevo hogar.

La nueva ubicación, el Museo Nacional de la Civilización Egipcia, se encuentra en Fustat, al sur de El Cairo, y recibió a sus nuevos huéspedes reales con cañonazos y todo tipo de solemnidades.

Coincidiendo con el traslado, el museo, donde ya descansan las 22 momias, inauguró el domingo sus dos salas principales: la central y la reservada íntegramente a los protagonistas del cortejo faraónico.

Una operación delicada

Cada una de las momias fue transportada en un vehículo especialmente pensado y engalanado para la ocasión, equipado con amortiguadores especiales y acompañado por una caravana con réplicas de carros de guerra tirados por caballos.

Los coches, de color dorado y negro, transportaban las momias en módulos especiales, esterilizados y llenos de nitrógeno, para recrear las condiciones de las cajas donde se exponen en el museo y protegerlos frente a los agentes externos.

Además, las calzadas que formaban el recorrido de la comitiva fueron repavimentadas para facilitar la ruta. “El Ministerio de Turismo y Antigüedades ha hecho todo lo posible para asegurarse de que las momias hayan sido estabilizadas, conservadas y embaladas en un ambiente de clima controlado”, dijo Salima Ikram, profesora de Egiptología en la Universidad Americana de El Cairo.

Cada vehículo llevaba en el lateral el nombre del rey o reina así como jeroglíficos egipcios, y seguía el ritmo de una orquesta formada por 120 músicos y un coro con un centenar de voces.

Ramses II: la estrella del desfile

Los 18 reyes y 4 reinas protagonistas del desfile pertenecen a las dinastías XVII a XX del antiguo Egipto, es decir, reinaron desde el siglo XVI al XI a.C.

Las momias fueron descubiertas en 1881 y 1898 en dos escondites en la necrópolis de Tebas, la antigua capital de Egipto (actual Luxor). Concretamente, en el famoso Valle de los Reyes y en el complejo de Deir El Bahari. Desde entonces, las 22 momias han permanecido en el Museo Egiptcio de Tahrir.

Sin duda, uno de los monarcas más célebres del desfile era Ramses II, el faraón más famoso del Imperio Nuevo, tercer faraón de la dinastía XIX de Egipto, que gobernó durante 66 años, desde 1279 a. C. hasta 1213 a. C.

Rames II El Grande es recordado por muchas cosas, pero sin duda, uno de sus mayores hitos fue firmar el primer tratado de paz de la historia.

Egiptólogos, académicos y expertos en la materia coinciden en que el Tratado de Kadesh de 1259 a.C., suscrito entre el faraón egipcio Ramsés II y el rey hitita Hattusili III, es el primer tratado de paz del mundo.

El Tratado de Kadesh supuso el fin de las negociaciones que siguieron a algunos conflictos armados que desembocaron en la batalla de Kadesh y su objetivo era establecer una relación pacífica entre las partes.

Las reinas salen a la calle

Otra protagonista del desfile fue la reina Hatshepsut, quinta gobernante de la dinastía XVIII, que reinó de 1490 a 1468 a.C. y fue la mujer que más tiempo estuvo en el trono de las Dos Tierras.

Hatshepsut significa “la primera de las nobles damas” o “la principal dama de la nobleza” y fue la segunda faraona confirmada después de Sobekneferu.

También desfiló Thutmose III, hijo de Hatshepsut y sexto faraón de la dinastía XVIII, que gobernó de c. 1479 a 1425 a. C. y fue uno de los monarcas más importantes de los tres mil años de civilización faraónica.

Otras momias ilustres que formaron parte de la comitiva real fueron: Seqenenra Taa (penúltimo rey de la dinastía XVII), Thutmose II (cuarto faraón de la dinastía XVIII) y Seti I (hijo de Ramsés I y Sitra y segundo faraón de la dinastía XIX).

Además de Hatshepsut, las otras tres reinas que desfilaron fueron: Merit Amun (reina consorte egipcia de la dinastía XIX), Ahmose Nefertari (reina del Antiguo Egipto a comienzos de la dinastía XVIII) y Tiye (esposa de Amenhotep III, de la dinastía XVIII).

La mayorías de los restos de estos antiguos reyes y reinas se llevaron de Luxor a El Cairo (en barco por el Nilo o en tren) y fueron alojados en el Museo Egipcio.

El nuevo Museo Nacional de la Civilización Egipcia

Los conflictos políticos y la pandemia han golpeado duramente el turismo en Egipto y las autoridades esperan que el nuevo museo sirva de impulso para revitalizar uno de los sectores más importantes del país.

El Museo Nacional de la Civilización Egipcia fue inaugurado parcialmente en 2017 y desde entonces ha albergado algunas exposiciones de manera puntual.

Ahora por fin se puede disfrutar del museo en su totalidad, unos 135.000 metros cuadrados, incluida la sala donde ya se encuentran las 22 momias trasladadas: el Royal Hall of Mummies (Sala Real de las Momias), que podrá visitarse a partir del 18 de abril.

Otra de las aperturas más esperadas en Egipto (y en todo mundo) es el Gran Museo Egipcio, cerca de las Grandes Pirámides de Giza, cuya fecha de inauguración todavía no se ha confirmado.

El Cairo y su gran noche

Otra de las aperturas más esperadas en Egipto (y en todo mundo) es el Gran Museo Egipcio, cerca de las Grandes Pirámides de Giza, cuya fecha de inauguración todavía no se ha confirmado.

En el GEM se planean exponer 100.000 obras de arte, de las cuales buena parte nunca antes habían visto la luz. Estas se presentarán de forma cronológica en cuatro partes: Prehistoria, época predinástica, dinástica temprana, reino antiguo y primer período intermedio; Reino medio y segundo período intermedio; Nuevo reino y Tercer período intermedio, período tardío y período grecorromano. De todas las piezas, unas 3.500 proceden de la tumba de Tutankamón.

Fuente: https://www.traveler.es