El desafío: empresas activas y saneadas tras la pandemia

Graciela Fresno, presidenta de FEHGRA, participa de la reunión de la OIT que analiza el presente y futuro de la actividad turística en Argentina y la región.

La presidente de la Federación Empresaria Hotelera Gastronómica de la República Argentina (FEHGRA), Graciela Fresno, disertó en la “Reunión Regional Tripartita sobre el Futuro del Trabajo y la Recuperación Sostenible de la COVID-19 en el sector del Turismo”, organizada por la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

Argentina es el país anfitrión del encuentro virtual, que se desarrolla hasta el 2 de julio y está presidido por el ministro de Trabajo, Empleo y Seguridad Social, Claudio Moroni.

Además de plantear el grave desplome de la actividad hotelera y gastronómica, que está dejando un saldo de casi 12.000 empresas quebradas y la pérdida de 175.000 puestos de trabajo, Graciela Fresno dijo que el reto más importante en Argentina es “lograr que las empresas sigan activas y saneadas al final de esta pandemia. Sin la activación de un plan que garantice la supervivencia de las empresas, no va a ser posible el mantenimiento de las fuentes de trabajo ya que, sin empresas, no hay trabajo”.
Se refirió a la importancia de implementar en forma urgente políticas macroeconómicas, fiscales y sectoriales para promover la actividad, la recuperación del sector y el empleo, la equidad, la estabilidad y fundamentalmente la posibilidad de inversiones públicas y privadas.

Habló de algunas debilidades del sector, como la competencia desleal de establecimientos informales que requiere legislación para controlar; la rigidez en la normativa laboral que impide de una rápida y eficiente adecuación de los recursos humanos a las nuevas situaciones; la necesidad de poner en valor los puestos de trabajo y seguir capacitando; la dificultad de conexión en transporte o aerocomercial de algunos destinos; la ausencia de programas y medidas para que las empresas del sector -95% son PyMEs- accedan a la innovación y al uso de las TICs.

A su vez, destacó algunas oportunidades: en el corto plazo, con el cierre temporal de las fronteras, la posibilidad de promover el turismo interno, a partir de beneficios “reales” para los destinos, las empresas, los trabajadores y los consumidores. “En el mediano plazo, al estar amesetado el receptivo internacional, el país tiene enormes chances de aumentar los arribos internacionales procedentes en particular de los países limítrofes y regionales”, expresó.

En este marco, Graciela Fresno compartió Propuestas para impulsar el sostenimiento y desarrollo de las empresas hoteleras y gastronómicas, entre ellas, la creación de un paquete de medidas que asegure la supervivencia del mayor número posible de empresas de la actividad, ya que si no será inviable continuar garantizando los puestos de trabajo.

La reunión se desarrolla del 30 de junio al 2 de julio, con la participación de alrededor de 200 delegados de los países de América Latina y el Caribe, y busca abordar los desafíos que implica la recuperación sostenible del sector del turismo, una de las principales fuentes de empleo en la región y que fue duramente afectado durante la pandemia.

Durante la jornada de hoy, disertaron Daniel Funes de Rioja, presidente de la Unión Industrial Argentina (UIA); Vinicius Pinheiro, director regional de la OIT para América Latina y el Caribe; Cicero Silvia, secretario de la Confederación Sindical de Trabajadores de las Américas; y hubo un mensaje para la región por parte del Director General de la OIT, Guy Ryder, entre otros referentes.

El Panel de Alto Nivel sobre “los Retos y Oportunidades para los Trabajadores, las Empresas y los Gobiernos para Promover una Recuperación sostenible de la pandemia COVID-19 y las Respuestas Política nacionales” estuvo integrado por Graciela Fresno; el ministro de Trabajo de Guatemala, Rafael Rodríguez Pellecer; la ministra de Comercio Exterior y Turismo del Perú, Claudia Cornejo; y la presidente de la Confederación Clasista Sindical de la República Dominicana, Francisca Jiménez.

Participan representantes de Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Cuba, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Honduras, Jamaica, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, República Dominicana, entre otros países.

330 millones de empleos

Según la OIT, en 2019, el sector representó (directa e indirectamente) unos 330 millones de puestos de trabajo en todo el mundo, lo que equivale al 10,3% del total del empleo mundial y a uno de cada 10 puestos de trabajo en todo el mundo. Por cada puesto de trabajo creado en el sector turístico principal, se estima que se generan unos 1,5 puestos de trabajo adicionales o indirectos en la economía relacionada con el turismo. Uno de cada cuatro nuevos puestos de trabajo creados entre 2014 y 2019 se encontraban dentro del sector turístico. En 2019, la industria del turismo representó 16,9 millones de empleos (7,9% del empleo total) en América Latina, y 2,8 millones de empleos (15,2% del empleo total) en el Caribe. Por sí solos, los subsectores de alojamiento y servicios de alimentación, que requieren mucha mano de obra, proporcionan empleo a 144 millones de trabajadores en todo el mundo.

Listado completo de pedidos de FEHGRA

  • Establecer ya un paquete de medidas integral que asegure la supervivencia del mayor número posible de las empresas de la actividad, pues sin ello, será inviable continuar garantizando los puestos de trabajo.
  • Impulsar la creación de comités tripartitos que aseguren el dialogo social, el trabajo decente y la oferta de empleo de calidad en los destinos más alejados de los centros urbanos.
  • Poner en marcha un programa que facilite los recursos para que las empresas accedan al uso integral de las TICs e implementen programas de formación destinados al conocimiento y uso intensivo de estas herramientas.
  • Facilitar los recursos para que emprendedores y empresas puedan acceder al empleo de programas y herramientas que aseguren prácticas de gestión sostenibles.
  • Diseñar un plan destinado a la creación de becas para la incorporación de estudiantes que cursan el último año del secundario y/o primer año de la universidad.
  • Facilitar con la asignación de recursos totales y/o parciales para la aplicación de estándares de calidad y seguridad ambiental y accesibilidad en los pequeños emprendimientos de la cadena de valor.
  • Establecer políticas públicas que aseguren empleo de calidad y a largo plazo, contemplando como objetivos prioritarios a los jóvenes y a las personas con discapacidad.
  • Impulsar políticas públicas de largo plazo que aseguren la promoción de la identidad cultural y el uso de la materia prima local.
  • Crear observatorios regionales que ayuden a monitorear los avances y retrocesos existentes en los destinos en materia del turismo sostenible inclusivo.
  • Elaborar junto a la actividad privada un plan de comunicación y sensibilización destinado a mejorar la imagen del empleo en la actividad.
  • Aumentar y acelerar la vacunación que es fundamental para volver a un turismo normal.