El doble mensaje de Boris Johnson

Los directivos de las grandes aerolíneas británicas han acusado al gobierno de Londres de no tener un único discurso. “No podemos entender por qué el gobierno permite que la gente vaya a un club nocturno, sin mascarilla ni distanciamiento social, y sin embargo no deje que la gente vaya a las playas de Europa”, dice el CEO de Easyjet.

Los directivos de las grandes aerolíneas británicas han acusado al gobierno de Londres de aplicar un “doble rasero” en los viajes internacionales después de que se anunciara que Ibiza, Mallorca y Menorca pasaban a la lista de viajes ámbar debido al aumento de los casos de coronavirus.

Johan Lundgren, director general de EasyJet, dijo que los datos del Covid en Baleares eran inferiores a los de Gran Bretaña. “No podemos entender por qué el gobierno permite que la gente vaya a un club nocturno, sin mascarilla ni distanciamiento social, y sin embargo no deje que la gente vaya a las playas de Europa, donde las tasas de infección son más bajas.” Lundgren añadió que “una vez más, vemos este doble rasero en el que los viajes se tratan de manera diferente a la economía nacional”.

El director de la patronal Airlines UK, Tim Alderslade, señaló que la medida refuerza la creencia de que las medidas del Gobierno para los viajes internacionales “no están funcionando como fueron diseñadas. La vacunación está permitiendo una reapertura total de la economía, pero, sin embargo, los viajes internacionales entre países seguros, con bajas infecciones y altas tasas de vacunación, todavía se presentan como si fueran un grave peligro para la salud. Cambiar a los territorios de franjas en los semáforos está destruyendo la confianza del consumidor durante una temporada de reservas ya impredecible. Es hora de que el Gobierno implemente una política de viajes coherente y transparente, en lugar de la actual montaña rusa de cambios”.

Un portavoz de Abta, la patronal de las agencias de viajes, indicó que la medida de este miércoles, de retirar el nivel verde a Baleares era un paso atrás para la industria de viajes.

“Miles de empleos y empresas de viajes necesitan desesperadamente una temporada de verano exitosa, y esto enfatiza aún más la necesidad urgente de apoyo financiero personalizado para un sector que ha luchado por generar ingresos significativos durante casi 18 meses”. “La confianza del consumidor es esencial para que la industria salga de esta crisis, por lo que el gobierno debe ser más transparente sobre los criterios que se utilizan para mover países entre las listas verde, ámbar y roja para permitir que las empresas de viajes y los clientes planifiquen”.