El mundo da vueltas como un trompo

Después de muchas semanas llegamos a la número 35 de este 2021 y descubrimos que no hay nada para contar, nada para decir. Las noticias no son ni buenas, ni malas. Están ahí, pero no cambian nada.

De una u otra manera cada semana proponemos un tema vinculado con la realidad turística de Argentina y el mundo, pero hoy el papel está en blanco. ¿Será porque ya se habló tanto del Covid 19 que no quedan teorías por explicar, ni realidades por discutir?

En los últimos 18 meses, los medios de comunicación hemos conspirado colectivamente buscando responsables y héroes en medio de tanta pandemia, y la única conclusión a la que hemos llegado es que no hay conclusión posible.

Todo cambia permanentemente, se avanza y se retrocede sin solución de continuidad, acá, allá, en todas partes… y eso hace muy difícil que el círculo se cierre.

¿Queremos viajar? Sí, por supuesto, pero la mayoría silenciosa pretende hacerlo en condiciones de seguridad absolutas y nadie está en condiciones de ofrecer certezas.

Sin embargo los aviones están repletos de pasajeros dispuestos a vivir cada viaje como si fuera el ultimo. Es cierto que los motivos pueden ser diferentes para cada uno, pero las ganas no claudican.

Los países considerados ejemplos en cuanto al tratamiento de la pandemia están sufriendo reveses ante las nuevas cepas del virus que echan por tierra buena parte de la teoría generada. Australia, Nueva Zelanda, Israel, hoy vuelven a dar un paso atrás en sus aperturas y se refugian en sus fronteras buscando contener las nuevas oleadas. Fueron restrictivos y lo vuelven a ser.

Las preguntas que nos hacemos a menudo son ¿cuándo terminará esta pandemia?, ¿cuándo volveremos a la antigua vida normal?, ¿cuándo viajar volverá a ser como era antes?

Las respuestas que obtenemos nos cuentan que probablemente la pandemia no se vaya nunca; y tal vez debamos vacunarnos todos los años como lo hacemos hoy por las nuevas cepas de la gripe.

En cuanto a la nueva vida normal, no será muy diferente a la que estamos viviendo hoy. Si algo nos enseñó la pandemia es la eterna convivencia con miles y miles de virus que formaban parte de nuestra cotidianidad. Hoy hemos aprendido a gestionar nuestros virus, mejorando en muchos casos la forma de evitarlos.

Finalmente, ¿cuándo volveremos a viajar como antes? Nunca.

Al igual que en Septiembre 11 hemos aprendido a viajar en condiciones diferentes y de mayor seguridad. Muy pronto esas condiciones diferentes también formarán parte de nuestra cotidianidad.   

Por eso no hay novedades para contar hoy, porque el mundo ha entrado en una meseta de noticias donde se repiten y se repiten las mismas cosas: vacunas, contagiados, recuperados… nos hemos relajado hasta en la información.

El mundo da vueltas como un trompo y nosotros lo hacemos con él.