“En 1942 en el Cerro San Javier se creó un centro de investigación de excelencia”

Héctor Viñuales, presidente de FEDECATUR, nos contó este sábado en “Ciudadanos Viajeros” algunas de las historias que hacen de este mirador tucumano un destino para conocer y disfrutar, al igual que lo hicieron Jorge Luis Borges, Mercedes Sosa, Bobby Fischer y hasta Julio Iglesias.

“Realmente el Cerro San Javier tiene mucha historia, empezó con el sueño de un rector de la universidad de Tucumán, compraron todas estas tierras con el fin de hacer un centro universitario aquí”

“La idea era generar un polo cultural y de investigación, y trajeron 250 científicos, profesores, …”

“Se armó un edificio enorme, en medio de los árboles, al lado de un lago”

“En el Cerro había un funicular que lo unía con la ciudad de Yerba Buena”

“Tenemos en Raco un Convento Benedictino de monjes de clausura que producen quesos, mieles, licores de excelente calidad”

“El arquitecto Pelli vivió y dio clases allí”

“El hotel Sol San Javier es de 1942 y es Patrimonio Cultural provincial”

“Al lado del hotel está el Cristo Bendicente, el onceavo más grande en el mundo y que es obra de un discípulo de Lola Mora,

“Este proyecto culminó con la Revolución del 55 y nunca se retomó”

“El Hotel Sol San Javier tiene un gran cariño por Mercedes Sosa. Su hijo era un habitué aquí en el hotel. Las cenizas de Mercedes Sosa se esparcieron, una parte, aquí a metros del hotel”

“Hotel Sol San Javier, estamos abriendo, desde Noviembre todos los días, ahora estamos abiertos viernes, sábados y domingos.

“Por el hotel pasaron desde Borges hasta el ajedrecista Bobby Fischer, Beckenbauer y Julio Iglesias cancelando algunas actuaciones para quedarse una semana en el hotel”  

Escuchen la nota acá