En España no quieren a los cruceros

Los puertos de la Península Ibérica no verán este verano ningún barco atracar en sus puertos, así lo han determinado las autoridades de ese país, por lo menos hasta tanto termine la Pandemia.

Pese a que la mayoría de subsectores de la industria turística (aerolíneas, transporte terrestre, hoteles, turismo activo, etc) van volviendo paulatinamente a la normalidad en España, hay uno en concreto al que aún le espera una larga travesía de sequía, y es que el Gobierno mantendrá la prohibición a los cruceros “hasta la finalización de la situación de crisis sanitaria”.

Según se publicó en el Boletín Oficial del Estado (BOE) el pasado 27 de junio, no se permitirá la entrada a los puertos españoles de los cruceros que estén realizando viajes internacionales hasta que se dé por finalizada la crisis sanitaria.

El documento justifica que un caso de Covid-19 en los buques de pasaje de carácter recreativo, cuyo viaje dura varios días o semanas y realizan escalas en diversos puertos para visitas turísticas, podría tener “un gran impacto sobre la salud de la población”. Explica que son “lugares cerrados en los que centenares o miles de personas de características diversas, comparten espacios y actividades de una manera muy cercana y en los que la probabilidad de transmisión de enfermedades es elevada”.
“La todavía compleja situación y la naturaleza imprevisible y dinámica de su evolución desaconsejan el levantamiento de esta restricción”, concluye la resolución.

Excepciones

No obstante, sí que se podrían realizar cruceros cuyo itinerario sea completamente dentro de España.
Además, en el BOE se contempla la posibilidad de que el Director General de la Marina Mercante pueda levantar la prohibición, a solicitud de Puertos del Estado y de acuerdo con el Ministerio de Sanidad, para entradas de buques concretas o para un conjunto de ellas como parte de un itinerario por uno o varios puertos.

Una prohibición que había prescrito

Lo cierto es que fue una de las primeras actividades en ser prohibidas con el estallido de la pandemia. En concreto la Orden PCM/216/2020, de 12 de marzo, —antes de declararse el Estado de Alarma— ya prohibió la entrada de buques de cruceros procedentes de cualquier origen. Esta medida ha estado activa durante toda la vigencia del citado Estado de Alarma, sin embargo, la finalización del mismo, el pasado 21 de junio, supuso su prescripción. Ahora, la Dirección General de la Marina Mercante ha dado claridad al publicar esta nueva normativa.

BOE-A-2020-6847

Fuente: https://www.tourinews.es/