“En la lucha contra el Covid las empresas de cruceros se enfocan en limpiar el aire”

Para la columnista de Travel Weekly, Johanna Jainchill, especializada en la industria de cruceros, las empresas han centrado su esfuerzo no sólo en impulsar el uso de testeos esperando la solución de las vacunas, también están empleando tecnología que mejore la calidad del aire.

Para el público en general los aspectos más visibles de la batalla de la industria de cruceros contra el Covid-19 se han centrado en un impulso para la aceptación de las pruebas universales y las esperanzas de una rápida distribución de vacunas.
Pero hay un componente en sus esfuerzos que no se verá pero que, literalmente, los invitados lo inhalarán.

Como parte de los numerosos protocolos que la industria está adoptando para reanudar la navegación, las compañías de cruceros están mejorando sus sistemas de filtración de aire para minimizar la posible dispersión de patógenos en caso de que un huésped o miembro de la tripulación se infecte.

Dicho de otra manera, las líneas están creando sistemas de defensa utilizando tecnología que eliminará al Covid-19 del aire de los cruceros.

Norwegian Cruise Line Holdings se convirtió en la última compañía de cruceros en realizar una inversión sustancial en aire limpio con la compañía AtmosAir Solutions, que instalará sistemas de purificación de aire en su flota de 28 barcos entre sus tres marcas, Norwegian Cruise Line, Oceania Cruises y Regent Seven Seas. Cruceros

Se espera que el sistema reduzca la presencia de coronavirus en un 99,92% en 30 minutos. Es la misma tecnología que Virgin Voyages instaló en su primer barco, el Scarlet Lady.

AtmosAir utiliza ionización bipolar (BPI) en el aire y en las superficies, a lo que llama una solución totalmente natural sin productos químicos nocivos ni radiaciones. Se diferencia de los sistemas tradicionales de filtración de aire al atacar virus y bacterias en el aire, en lugar de a través de filtros. Los sistemas AtmosAir ya se están utilizando en aeropuertos, casinos, instalaciones deportivas, instituciones educativas y edificios comerciales.

Windstar Cruises está modernizando sus seis pequeños barcos con luz UV-C, también llamada irradiación germicida, que mata bacterias y virus, incluidos los coronavirus. La tecnología se está instalando además de los filtros de partículas de alta eficiencia (HEPA) de grado hospitalario en los buques Windstar.
Andrew Todd, director ejecutivo de la empresa matriz de Windstar, Xanterra, dijo que la tecnología “en teoría eliminará cualquier bacteria y virus que no atrape el filtro”.

Royal Caribbean Group ha optado por actualizar sus barcos con filtros de aire MERV 13, que según la línea pueden filtrar el coronavirus, así como los virus del resfriado y la gripe, complementando un sistema más grande que proporciona una entrada continua de aire fresco del océano a cada parte del barco.
Royal dice que con sus sistemas, “esta ingesta continua de aire fresco reemplaza el aire en cualquier espacio, con un cambio total de aire de hasta 12 veces por hora en los camarotes y aproximadamente 15 cambios por hora en los grandes espacios públicos”.
La compañía de cruceros dijo que, según una evaluación independiente realizada por el Centro Médico de la Universidad de Nebraska, “la transmisión de partículas de aerosol (como las de la tos) entre espacios es extremadamente baja o prácticamente imposible”.

AtmosAir Solutions utiliza tecnología de ionización bipolar que se espera reduzca la presencia de coronavirus.

Para todas las líneas, los sistemas de purificación de aire se suman a los protocolos, como testear a todos los pasajeros, reducir la capacidad de pasajeros para permitir el distanciamiento social y hacer cumplir el uso de máscaras.

“Estamos trabajando diligentemente en nuestra estrategia de varios niveles para la salud y la seguridad”, dijo Robin Lindsay, vicepresidente ejecutivo de operaciones de buques de Norwegian Cruise Line Holdings, en un comunicado, y agregó que la tecnología AtmosAir “agregará otra capa de protección a bordo nuestros barcos”.

El director ejecutivo de Virgin Voyages, Tom McAlpin, dijo el verano pasado que tecnología como AtmosAir ayudaría a tranquilizar a los posibles cruceristas.

“Necesitan tener confianza en que pueden salir adelante y no van a contraer el virus”, dijo. “Nunca es del 100%, pero se trata de reducir el riesgo”.

Fuente: https://www.travelweekly.com