En Suecia el turismo sigue con total normalidad

Con estaciones de esquí funcionando, bares abiertos y hoteles con clientes, el país es una verdadera rareza en tiempos en que el mundo enfrenta al coronavirus con el aislamiento y el cierre de fronteras.

Unas treinta mil personas estuvieron el fin de semana pasado en la principal estación de esquí de Suecia, país en el que toda la vida social y turística está más o menos funcionando como siempre. Los bares y restaurantes están abiertos, con la única limitación de que ya no sirven a clientes de pie y sólo atienden en las mesas; los hoteles siguen recibiendo clientes, los comercios operan normalmente –si estos días hay algo normal—y el transporte funciona sin problemas. Por supuesto, los niños están en las escuelas y los jóvenes en la secundaria o la universidad.
La vida nocturna está igual y sólo ha habido la prohibición de reuniones de más de 500 personas.

Los datos de enfermos y muertos, siendo importantes, no destacan ni por peores ni por mejores que los de países similares como Noruega o Finlandia. Hay poco más de 2000 infectados y menos de 50 muertes.
Johan Carlson, el jefe de la agencia pública para la salud, declaró que no se podían tomar medidas draconianas que tuvieran un efecto limitado en la epidemia y, sin embargo, paralizará la sociedad, simplemente respondiendo al miedo.
Joacim Rocklov, un epidemiologista de la Universidad de Umea dijo que “no sé por qué hemos de ser diferentes de otros países. Estamos asumiendo un gran riesgo.”
Stefan Lofven, el primer ministro, en una intervención televisada, dijo a la población que debe hacer lo mejor que pueda para evitar la expansión del virus. Y añadió que él no puede intervenir en las decisiones de los órganos gestores profesionales como la agencia para la salud.

Aparentemente, esto es lo mismo que recomendaron las agencias de la salud de Noruega y de Dinamarca, pero allí los políticos decidieron imponer su criterio.
El tiempo explicará quién tiene la razón en esta forma de enfocar la crisis, aunque la economía ya está dando su veredicto.

Fuente: https://www.preferente.com