Entre Ríos se apoya en el turismo Social y Sindical

Con el programa presentado la última semana se busca devolver parte de la dinámica turística que resultó afectada por la pandemia.

El Ministerio de Producción, Turismo y Desarrollo Económico de la provincia, junto a representantes del Ministerio de Turismo y Deportes de la Nación, presentaron el Programa de Turismo Sindical y Social que busca devolver parte de la dinámica turística y por la pandemia.

En este inesperado contexto de crisis mundial provocado por el virus del Covid-19, se busca alcanzar el gran reto de la sostenibilidad, no solamente desde un punto de vista ambiental, sino también económico y sobre todo, sociocultural.

Para ello, el organismo firma acuerdos con entidades gremiales y civiles y con los prestadores turísticos quienes elaboran distintos paquetes y propuestas con ofertas y bonificaciones para los afiliados de aquellos gremios que adhieren al convenio.

Esto le otorga un dinamismo permanente porque se van sumando tanto prestadores como futuras entidades beneficiarias. En este sentido, es dable reconocer que no está dirigido solamente a sindicatos sino que pueden sumarse organizaciones, fuerzas de seguridad y otros organismos, de aquí es que acompañaron autoridades nacionales porque lo toman como una propuesta testigo muy interesante que puede ser replicada en otras provincias argentinas.

El Programa cuenta hoy con más de 50 prestadores de servicios turísticos adheridos que ya están activos, entre alojamientos, restaurantes, complejos termales, alquiler de kayaks, piscinas y campings.

Acompañaron al secretario de Turismo de la provincia, Gastón Irazusta; la subsecretaria de Calidad, Accesibilidad y Sustentabilidad del Turismo Nacional, María Inés Albergucci, la subsecretaria de Derechos, Bienestar y Género del Ministerio de Seguridad, Sabrina Calandrón y el director Nacional de Turismo Social, Mauro Vázquez.

Buscando alternativas

El secretario de Turismo, Gastón Irazusta, dijo que “este panorama incierto, en cierta escala, lamentablemente sigue afectando al sector turístico, por lo tanto, es importante buscar caminos alternativos que puedan ser complementarios a los ya tradicionales que tenemos en la provincia. Desde ese lugar, abrimos también la posibilidad de tener una mirada hacia un turismo social, que sabemos que habla también de la necesidad y del derecho a vacacionar que tenemos todos, y que de alguna manera abona la idea de que el turismo no es solamente una transacción económica, sino que, además, aporta mucho en materia de desarrollo local, cultural, educativo, de intercambio de vivencias, que sin dudas es uno de los mayores beneficios intangibles que trae el turismo”.