Es por ahí Ministro

Y finalmente el día llegó. El 23 de setiembre, fecha de inicio del 46 Congreso de Agentes de Viajes FAEVYT 2021, no fue un día más en la vida de los casi 1300 participantes que acudieron a San Miguel de Tucumán.

El Congreso fue un éxito de concurrencia y más allá de la esmerada organización, el éxito se debió fundamentalmente a la gente, quienes disfrutaron de la presencialidad como nunca.
Los rostros cubiertos con barbijos escondían sonrisas que hace mucho no se ven en público, dejando en claro que el face to face se extrañaba demasiado.
El encuentro -nunca mejor descripto- fue una cabal demostración de la necesidad que tenemos de volver a la vida que se conocía antes de la pandemia.
Comentar el resultado de los talleres o conferencias sería subjetivo y soberbio de nuestra parte, cada cual tendrá que reflexionar acerca de cómo impactó en ellos el conferencista de turno y deberá evaluar cuánto podrá influir en su futuro como empresarios la experiencia vivida. Existen muchas variables que pueden incidir en el resultado, solo vamos a decir que algunas presentaciones fueron muy buenas.
Sin embargo, los discursos fueron otra cosa, y es ahí donde encontramos el principio de porqué seguimos a pesar de todo.
La emotividad en cada uno de ellos marcó una línea de relato que sonó creíble y despojada de tintes políticos, y que en cada ocasión fue coronada con aplausos sinceros.
Muy pocas veces los asistentes demostraron sus sentimientos como en esta inauguración, porque para ellos, esta es una demostración de que se puede reconstruir un futuro que se veía muy lejos.
Una vez más… la gente.
A las palabras de Fernando Mingone, presidente de la Asociación Tucumana de Agencias de Viajes y Turismo ATAVyT, que sonaban sentidas y sinceras le siguieron las de Sebastián Giobellina, presidente del Ente Tucumán Turismo que resaltaron el reinicio del Turismo de Reuniones, no sólo por el Congreso de Agentes de Viajes sino por la Asamblea del CFT, de la FAEVYT y de los Entes de Turismo de Cuyo y Patagonia, entre otros.
El presidente de la FAEVYT y la Cámara Argentina de Turismo, Gustavo Hani, se preocupó por agradecer el trabajo realizado para poder concretar este evento y bien merecido lo tienen.
Pero sus palabras destacaron fundamentalmente por la solicitud al ministro de la continuidad durante 2022 de las ayudas otorgadas al sector hasta el momento. Sin duda sus aspiraciones apuntan a que algunas medidas perduren en el tiempo. Veremos.
Y finalmente, Matías Lammens, el ministro de Turismo del que no somos fans… y del que debemos decir que esta vez nos sorprendió.
Comenzó con un reconocimiento para todos los y las ministro/as, secretario/as de turismo del país, porque aún siendo de provincias con diferentes colores políticos, en toda la crisis pandémica no hubo ningún roce, ninguna traición, y juntos trabajaron para la recuperación del turismo. La famosa transversalidad del turismo argentino. ¡Bien por todos ellos! Es lo que el país necesita.
La frase que nosotros destacamos del ministro Lammens es: “Debemos pensar el Turismo de acá a 10 años y para eso hace falta inversión pública. En estos días vamos a presentar una Ley de Inversiones Turísticas que contempla beneficios fiscales, impositivos y crediticios para fomentar la llegada de capitales”, y nosotros, con todo respeto decimos: ¡Al fin!
Definitivamente debemos pensar un país a largo plazo, tal vez debería ser aún a más de 10 años, pero es un comienzo que no debemos pasar por alto. Pensar el futuro sustentando el hoy.
Es por ahí ministro. Celebramos sus palabras.