Italianos, franceses y españoles vuelven a recibir turistas

Con más o menos amplitud de criterios de selección, los tradicionales destinos turísticos europeos quieren recuperar el ingreso de los visitantes para poner en marcha la economía. España recibe desde este 7 de junio a todos los que hayan completado sus vacunas; Francia recibirá desde el 9 a los europeos vacunados e Italia permite la movilidad entre todas sus regiones a quienes ingresen con Test PCR negativo.

Con la publicación en el Boletín Oficial del Reino de España el pasado 5 de junio entran en vigencia las nuevas medidas que habilitan el ingreso de turistas a su territorio desde el día de hoy, lunes 7 de junio.

“La mejora de la situación epidemiológica en España y el avance en el proceso de vacunación que se está desarrollando, tanto en España como en muchos países del mundo, permiten flexibilizar las medidas de entrada a territorio español para viajes con fines turísticos. Desde el 7 de junio entra en vigor la nueva normativa que tiene como principal novedad la apertura a los viajes por turismo desde países extracomunitarios para viajeros con certificados de vacunación que reúnan ciertas condiciones”. Esas condiciones son:

1-Para pasajeros provenientes de Australia, Israel, Japón, Nueva Zelanda, Ruanda, Singapur, Corea del Sur, Tailandia, Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte, China y las regiones administrativas especiales de Hong Kong y Macao NO SE LES SOLICITARÁ PRUEBA DIAGNÓSTICA NI CERTIFICADO DE VACUNACIÓN E INMUNIDAD.

2-Si quieres viajar desde algún otro país, por tanto, desde alguno de los países considerados en zona de riesgo, a partir del 7 de junio, se permitirá la entrada de personas que viajen por turismo si cuentan con un certificado de vacunación expedido por las autoridades competentes del país de origen a partir de los 14 días posteriores a la fecha de administración de la última dosis necesaria para completar el ciclo de vacunación. Las vacunas admitidas serán las autorizadas por la Agencia Europea del Medicamento o aquellas que hayan completado el proceso de uso de emergencia de la Organización Mundial de la Salud. En estos momentos estas vacunas son las producidas por Pfizer-Biontech, Moderna, Astra-Zeneca, Jansen/Johnson&Johnson, Sinovac y Sinopharm.

El certificado de vacunación deberá incluir al menos la siguiente información:

  1. Nombre y apellido del titular
  2. Fecha de vacunación, indicando la fecha de la última dosis administrada
  3. Tipo de vacuna administrada
  4. Número de dosis administradas/pauta completa
  5. País emisor
  6. Identificación del organismo emisor del certificado de vacunación

Francia por ahora no recibe turistas argentinos

A partir del próximo 9 de junio, los ciudadanos de la Unión Europea con un certificado que acredite que se ha vacunado contra la COVID-19 podrán entrar en Francia sin necesidad de presentar un test PCR negativo como se exigía hasta ahora.

Así lo ha anunciado este viernes el Gobierno francés, que también precisó que quedarán eximidas de test las personas vacunadas de los países exteriores a la UE calificados en su “lista verde”, que se ha ampliado esta semana al incluir Japón, que se suma así a los ocho que no tenían restricciones hasta ahora: Australia, Nueva Zelanda, Ruanda, Singapur, Corea del Sur, Tailandia, Israel y China.

El secretario de Estado de Turismo, Jean-Baptiste Lemoyne, explicó en una entrevista al canal BFMTV, según ha publicado las agencia EFE, que los que no tengan la pauta de vacunación tendrán que seguir presentando un test PCR o de antígenos realizado como máximo 72 horas antes del embarque.

Para los que lleguen de países de la lista “naranja”, en la que están gran parte de los del mundo, las personas que hayan recibido la pauta de inmunización con alguna de las vacunas autorizadas por la Agencia Europea del Medicamento (AEM) tendrán que presentar, además, una prueba PCR negativa de menos de 72 horas.

Respecto a los procedentes de países de la lista “roja”, es decir donde el virus circula y hay variantes consideradas inquietantes, hará falta un motivo imperioso incluso si se está vacunado.

En la lista roja están India, Brasil, Argentina, Chile, Sudáfrica, Colombia, Costa Rica, Uruguay, Baréin, Bangladés, Nepal, Sri Lanka, Emiratos Árabes Unidos, Catar, Turquía y Pakistán.

Italia con libre circulación interna

El Organismo Oficial Italiano para el Turismo ha anunciado que, gracias a la favorable evolución de la situación por COVID, toda Italia ha pasado a color ‘amarillo’ –el grado de riesgo más bajo– la semana pasada y desde este martes regiones son ‘blancas’, lo que permite una libre movilidad por todo el país.

Las actuales directrices del Gobierno Italiano son válidas hasta el 31 de julio, aunque las regiones y municipios pueden decidir un nivel de seguridad superior al señalado por el Gobierno si lo consideran necesario.
La clasificación por colores de las regiones está sujeta a constantes revisiones. El 24 de mayo toda Italia fue clasificada como región amarilla, y desde el 31 de mayo Friuli Venezia Giulia, Molise y Cerdeña son regiones blancas.
Todas las aperturas estarán sujetas a normas de limitación de aforos y de distanciamiento social, y el uso de la mascarilla sigue vigente cuando se está en lugares con otras personas, a excepción de si se está comiendo o haciendo deporte.
Asimismo, se espera que otras regiones, si la tendencia sigue siendo positiva, pasen a ‘blancas’ la próxima semana: Véneto, Liguria, Umbría y Abruzos. Otras dos regiones podrían sumarse a esta tendencia en breve.

Acceso a Italia
Para entrar en Italia es necesario presentar un test COVID-19 negativo –PCR o test rápido– realizado dentro de las 48 horas anteriores a la llegada al país. Asimismo, el viajero deberá hacer una autodeclaración digital.

Este registro proporciona al viajero un certificado con un código QR personal que debe poder mostrar cuando se le solicite. Esta es una situación transitoria, a la espera de los certificados nacionales validados por la UE.
El formulario de autodeclaración digital le pedirá al visitante que se ponga en contacto con las autoridades sanitarias locales a su llegada a Italia utilizando un número de teléfono gratuito o una dirección de correo electrónico indicada en una lista que se mostrará al rellenar el formulario de autodeclaración.
Las regiones de Alto Adigio-Sudtirol, Trentino, Apulia y Cerdeña piden al viajero que haga esta declaración online antes de su llegada al país.

Medidas y restricciones
Las medidas que se están tomando actualmente en todo el país son el uso obligatorio de la mascarilla cuando se está junto a otras personas –no convivientes–, excepto para comer o hacer deporte, o si se es menor de seis años; mantener un distanciamiento social de un metro; hay toque de queda desde las 23:00 horas hasta las 5:00 horas hasta el 6 de junio, cuando se ampliará a las 24:00 horas hasta el 20 de junio y, a partir del 21, no habrá restricciones de horarios.
En las zonas amarillas los restaurantes pueden servir tanto en el exterior como en el interior desde el 1 de junio. Los teatros, cines y salas de conciertos pueden acoger a un 50% de público sentado, con un máximo de 1.000 personas en el exterior y 500 personas en el interior, respetando la distancia social.
Desde este martes, los grandes eventos deportivos pueden abrir para un 25% de público sentado al aire libre hasta un máximo de 1.000 personas y, a partir del 1 de julio, podrán abrirse también con un 25% de público sentado en el interior hasta un máximo de 500 personas.

Asimismo, a partir del 1 de julio, los parques temáticos podrán abrir con aforo limitado, norma que también se aplica a los casinos y similares. Mientras tanto, los clubes nocturnos y similares no están incluidos en el plan de reapertura. Las tiendas y los centros comerciales se encuentran abiertos con aforo limitado.
Por otro lado, las actividades deportivas al aire libre están permitidas, las piscinas al aire libre pueden abrirse con aforo limitado, las estaciones de montaña pueden abrir los remontes mecánicos y se puede hacer senderismo y ciclismo de altura, los gimnasios pueden abrir con aforo limitado. Del mismo modo, a partir del 1 de julio, los establecimientos termales y balnearios podrán abrir con aforo limitado.
En cuanto a los eventos, a partir del 15 de junio se podrán organizar bodas siempre que se posea el certificado verde. También a partir de dicha fecha se podrán organizar ferias con algunas restricciones y, a partir del 1 de julio, se podrán organizar congresos y similares con restricciones.
En las zonas blancas se aplican las medidas generales pero no hay toque de queda y las reaperturas previstas para el 15 de junio y el 1 de julio en las regiones amarillas harán que pasen automáticamente a ser blancas.