“Japón no es tan moderno como parece. Cuando mirás por detrás te encontrás todo el tiempo con lo tradicional”

Julián Varsavsky pasó este sábado por “Ciudadanos Viajeros” para contarnos acerca del Japón más auténtico que conoció al vivir 35 días en los llamados “hoteles cápsula”. Un acercamiento a un país atrapante y enigmático.

“Yo llevo muchos años recorriendo Asia y tenía un prejuicio grande con Japón, lo dejé para lo último. Me rompió todos los esquemas de entrada”

“El hotel cápsula es una experiencia única. Es como dormir en un tomógrafo. En el subsuelo tenés piscinas de aguas muy frías a muy calientes. Es una experiencia antropológica”

“Japón no es tan moderno como parece. Cuando mirás por detrás te encontrás todo el tiempo con lo tradicional. Lo interesante es que es un país indirecto, todo lo visible se mueve a través de hilos invisibles”

“Creo que si alguna vez tuve la sensación de “alunizar” no fue ni en Laos, ni en Irán ni en la República Buriati, fue en Japón”

“Después de mi primer viaje exploratorio, por primera vez volví con la sensación de no haber entendido nada”

“Me dediqué 5 años a estudiar la historia, la Antropología, la filosofía japonesa para volver habiendo preproducido un libro donde después dormí 35 días en hoteles cápsula y el primer hotel atendido por robots”

“Están tan acostumbrados a que todo el mundo obedece, que aunque no lo controlen, nadie desobedece”

“El ritual del baño en los Onsen, baños tradicionales japoneses, es más una limpieza del alma que el sólo hecho de eliminar la suciedad”

Vayan a la nota desde acá