La OMT en Italia celebra el reinicio del turismo europeo

El Secretario General de la Organización Mundial del Turismo, Zurab Pololikashvili visitó Italia en su primera visita oficial a un Estado Miembro desde que se introdujeron las restricciones de viaje como respuesta a la COVID-19.

El liderazgo de la Organización Mundial del Turismo (OMT) está en su primera visita oficial a un Estado Miembro desde que se introdujeron las restricciones de viaje como respuesta a la COVID-19. El viaje de cuatro días a Italia (1-5 de julio) coincide con el momento en que el organismo especializado de las Naciones Unidas para el turismo guía el reinicio del sector y los destinos del espacio Schengen abren de nuevo sus fronteras a los turistas.
Durante la crisis de la COVID-19, la OMT ha liderado la respuesta del turismo mediante una serie de reuniones virtuales de alto nivel que han servido para unir al sector, defender un apoyo político y económico y trabajar con los Estados Miembros para mitigar el impacto de la pandemia y sentar las bases de la recuperación. Ahora, cuando las fronteras en algunas partes del mundo empiezan cautelosamente a reabrirse al turismo, el secretario general de la OMT, Zurab Pololikashvili, se reúne en persona con dirigentes políticos y turísticos para cambiar de marcha. La visita oficial a Italia marca el inicio de este cambio, e incluye una serie de reuniones de alto nivel en Roma, Milán y Venecia.

Italia, “líder turístico mundial”

El secretario general Pololikashvili afirmó: “Italia es un líder turístico mundial, un firme aliado de la OMT y un país comprometido a hacer del turismo un pilar de desarrollo económico sostenible. Debemos construir sobre la base de la determinación y la solidaridad que han caracterizado nuestra respuesta conjunta a la crisis para volver a crecer, fortalecidos y mejores, con la sostenibilidad y la innovación entre nuestros principales principios rectores”.
En Roma, Zurab Pololikashvili mantuvo reuniones al máximo nivel gubernamental. Reforzar más aún la colaboración bilateral en este camino hacia la reactivación del turismo y de sus beneficios económicos y sociales fue el objetivo común de las reuniones celebradas con el primer ministro Giuseppe Conte, el ministro de Cultura, Patrimonio Cultural y Turismo, Dario Franceschini y el de Relaciones Exteriores, Luigi Di Maio, así como con la alcaldesa de la ciudad, Virginia Elena Raggi. La delegación de la OMT se reunió también con el cardenal Parolin en la Ciudad del Vaticano, dando seguimiento a la audiencia del pasado año con el papa Francisco.

En Milán, el secretario general se reunió con el alcalde Giuseppe Sala –donde adelantó la celebración de la segunda competición de la OMT para start-ups de turismo deportivo mientras la ciudad se prepara para las Olimpiadas de Invierno de 2026– y con el presidente de la región de Lombardía, Attilio Fontana.

La visita oficial finaliza en Venecia. Está previsto que el secretario general se reúna con el alcalde y el presidente de la región del Véneto, además de con representantes del sector turístico local, para encabezar sus planes de reanudar el turismo en uno de los destinos más populares del mundo. Entre otras cosas, se hablará de un posible estudio sobre el turismo de cruceros sostenibles en el Mediterráneo, así como del papel que puede tener la gastronomía para ayudar a la región a recuperarse del impacto de la pandemia.

Además de conocer la respuesta de Italia a la pandemia de COVID-19, la visita oficial ofreció también la oportunidad de encarar el futuro e impulsar las prioridades de la OMT de hacer el turismo más sostenible, resiliente e innovador. En el primer día del viaje, se presentó una placa especial para el aeropuerto de Roma Fiumicino con la que la OMT reconoce su compromiso con la sostenibilidad. Además, se invitó formalmente a las tres ciudades a formar parte de la iniciativa de la OMT de la Liga de Ciudades por el Turismo Sostenible.

Nuevos Embajadores Especiales para un Turismo Responsable

La visita oficial brindó también la ocasión a la OMT de poner de relieve el papel que pueden tener la gastronomía y la moda, dos de las industrias más celebradas de Italia, en el crecimiento del turismo y su transformación en un sector más diverso y relevante. Como reconocimiento por su trabajo, el aclamado cocinero Gino Sorbillo, y el diseñador de moda, Giorgio Armani, fueron nombrados Embajadores Especiales de la OMT para un Turismo Responsable. En su nueva función, los dos Embajadores Especiales aprovecharán su estatus e influencia para promover el trabajo del organismo especializado de las Naciones Unidas por un turismo responsable y sostenible. Como líderes en la gastronomía y la moda, representan a dos de los mayores sectores económicos de Italia y a dos de las industrias que contribuyen a hacer del país un líder turístico mundial. Giorgio Armani, desde que en 1975 pusiera en marcha su propia empresa, se ha convertido en sinónimo del estilo italiano. Como cocinero, Gino Sorbillo celebra la tradicional pizza napolitana y ha abierto restaurantes por todo el mundo que han sido premiados.

Al recibir la placa, Giorgio Armani manifestó: “Me siento sinceramente agradecido por haber sido honrado de esta manera por una organización que cree que se debería animar a las personas a disfrutar de la belleza del planeta de una manera respetuosa y responsable. El sentido de la responsabilidad con nuestra comunidad ha sido lo que ha ayudado a mi país durante esta terrible pandemia, y es también lo que me ha impulsado a asumir un pequeño papel, ayudando a quienes han participado en la lucha contra el virus y en la lucha contra los retos económicos que plantea. Creer en la comunidad –la comunidad mundial– y valorar la humanidad que todos compartimos será lo que nos ayude a construir un futuro mejor para nosotros y para las generaciones futuras, siendo conscientes de las cosas importantes de la vida, como el valor inestimable del medio ambiente y nuestro deber de protegerlo. Es por lo tanto un honor asumir el papel de Embajador Especial del Turismo”.