La OMT tendrá una oficina en la Argentina

Durante la 24ª Asamblea General del organismo de Naciones Unidas para el Turismo global se eligieron las sedes de las oficinas regionales entre las que se encuentra nuestro país, Brasil y Marruecos.

El ministro de Turismo y Deportes, Matías Lammens, encabezó la delegación argentina en la vigésima cuarta reunión de la Asamblea General de la Organización Mundial del Turismo (OMT), que se llevó adelante en Madrid.

Durante el encuentro del Consejo Ejecutivo, donde Lammens representó a la región de las Américas, se aprobó el establecimiento de una oficina regional de la OMT en Argentina. También habrá otras en Brasil y Marruecos.

“Esta es una gran noticia, poder tener una oficina regional en la Argentina nos permitirá renovar nuestro compromiso y trabajar en nuevos consensos que velen por los intereses y las necesidades de la región”, destacó Lammens, y siguió: “En nuestro país estamos convencidos de que el turismo es uno de los grandes motores de desarrollo económico y creemos que esta será una oportunidad clave para fortalecernos como región en la etapa que comienza”.

Acompañado por la secretaria de Promoción Turística, Yanina Martínez, durante las jornadas el ministro Lammens mantuvo encuentros con las autoridades de Turismo de Italia, Máximo Garavaglia; de Portugal, Rita Marques; de los Emiratos Árabes Unidos, Ahmad Belhoul Al Falasi; de Rusia, Zarina Doguzova; de Brasil, Gilson Machado Neto; del Paraguay, Sofía Montiel; y de Guatemala, Mynor Cordón. A su vez, se reunió con el secretario General de la OMT, Zurab Pololikashvili; con la presidenta y CEO del Consejo Mundial del Viaje y el Turismo (WTTC), Julia Simpson; y con el presidente de la corporación de viajes AVORIS, Vicente Fenollar.

Lammens participó de la proyección del documental “Maravillas ocultas de la Argentina”, organizado por el Ministerio de Turismo y Deportes de la Nación, Aerolíneas Argentinas y la Embajada Argentina en España, con el objetivo de promocionar las bellezas argentinas y promover el turismo receptivo.