La tecnología de Royal Caribbean Intnal.

La empresa de cruceros continúa innovando en servicios para mejorar la experiencia de viaje de sus huéspedes adoptando dispositivos y herramientas que la colocan entre las más avanzadas del turismo.

Royal Caribbean International, a través de la tecnología ha logrado simplificar muchos de sus procesos en beneficios de sus huéspedes. A través de su aplicación, los usuarios pueden elegir su hora de abordaje, hacer reservas para restaurantes y espectáculos, realizar recorridos virtuales y hasta hacer el simulacro de emergencia (Muster 2.0) con la tecnología EMuster -desarollada por Royal Caribbean-, entre otros beneficios.
Ahora anuncia que trabaja en una colaboración con “MyVoiceTravel”, para lanzar una herramienta en conjunto, a través de Alexa, que permitirá a las personas realizar reservas para cruceros desde la comodidad de su hogar. La principal visión de la compañía es seguir mejorando la experiencia de viaje para los pasajeros.
Royal Caribbean condujo un grupo de investigación en tecnología de voz con “MyVoiceTravel”, con la ayuda de un grupo selecto de Millennials, donde pudieron experimentar de primera mano y antes que nadie, lo que será esta tecnología en el futuro.
La empresa generó una alianza con uno de los asistentes de viajes por voz más conocidos a nivel global. Estos, así como los móviles y los smartwatchs han ganado relevancia e importancia de las personas y tienen una penetración de mercado muy alta, por lo que la compañía apuesta a que gracias a esta tecnología todos los pasajeros de la región podrán reservar un crucero de la manera más fácil.
Cabe destacar, que este proyecto tecnológico, es uno de los tantos que tiene Royal Caribbean para los próximos años en la región. México, Colombia y otros países de Latinoamérica serán los primeros en usar esta tecnología.

Los Tracelet

Royal Caribbean ha anunciado una nueva asociación de tecnología portátil. La compañía de cruceros ha firmado un acuerdo tecnológico por dos años con la firma TraceSafe.

TraceSafe y Royal Caribbean han desarrollado las bandas portátiles de rastreo de contactos Tracelet, que pueden utilizarse en los cruceros para identificar fácilmente a los contactos cercanos en caso de que un pasajero o un miembro de la tripulación dé positivo en la prueba Covid-19.
Ambas empresas han colaborado estrechamente en el diseño y la fabricación de este dispositivo portátil, que cumple con los altos estándares de comodidad de Royal Caribbean y con el compromiso de la compañía de cruceros con la sostenibilidad.

Los brazaletes de TraceSafe se basan en una plataforma de Internet de las Cosas (IoT) que tiene en cuenta la ubicación y que se ha ampliado para operaciones empresariales a gran escala, como las de una flota de cruceros.

Royal Caribbean empezó a trabajar en la tecnología de Tracelets incluso antes de la pandemia, pero la reorientó hacia el rastreo de contactos en 2020, cuando el sector de los cruceros se paralizó.
Royal Caribbean registró el nombre en octubre de 2020, y los primeros Tracelets empezaron a aparecer en los cruceros Quantum of the Seas que volvieron a salir de Singapur en diciembre de 2020.

El Tracelet es un accesorio cómodo, resistente al agua e hipoalergénico que llevan todos los huéspedes y la tripulación en algunos cruceros de Royal Caribbean. Cuando se ofrece a bordo, todos los huéspedes, independientemente de su edad, deben llevarlo.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE.UU. llegaron a pedir a Royal Caribbean que compartiera con ellos los detalles del Tracelet por lo intrigante que resultaba esta opción.