La tecnología será usada por Royal Caribbean para brindar cruceros seguros

La Aplicación desarrollada por la empresa en 2017 para darle más poder de decisión al pasajero ahora se reinventa para convertirse en la mejor aliada para crear entornos seguros a bordo.

A medida que los viajeros y los profesionales de viajes continúan adaptándose al mundo que los rodea, Royal Caribbean Group se dedica a seguir evolucionando los cruceros hacia vacaciones más seguras y saludables. A la vanguardia de esto estarán las innovaciones digitales existentes del Grupo diseñadas para eliminar lo que normalmente se ha considerado puntos críticos de los viajes: colas, multitudes y papel.
Solo este año, el Grupo lanzó un simulacro de seguridad reinventado que estuvo en desarrollo durante más de un año.

El nuevo enfoque, Muster 2.0, fomenta los niveles más altos de seguridad y salud al reformular un proceso originalmente diseñado para grupos grandes en un enfoque más rápido y personal.
En el núcleo de Muster 2.0 se encuentra la aplicación móvil digitalmente avanzada que empodera a los huéspedes de la compañía, presentada por primera vez en 2017 y ahora disponible en muchos barcos de Royal Caribbean International, Celebrity Cruises y Azamara. Desarrollada inicialmente para que los huéspedes aprovechen al máximo sus vacaciones, las capacidades de la aplicación la convierten en una solución poderosa que puede integrar las nuevas prácticas cruciales de salud y seguridad de la actualidad, como el distanciamiento físico y la minimización de los puntos de contacto comunes.

Varias características y capacidades actualmente dentro de la aplicación, lanzadas en diferentes combinaciones en la flota de 63 barcos de la compañía de cruceros, se están desarrollando para esta nueva era.

Las principales funciones de la aplicación móvil incluyen:

El recientemente anunciado Muster 2.0 – una de las partes menos “amadas” pero más importantes de los cruceros- el simulacro de seguridad-, se transforma y, de ser un proceso diseñado para grandes grupos de personas, pasa a convertirse en algo más rápido, personal e individual que cada pasajero puede completar en el momento que decida.
Horarios de llegada programados – horarios de llegada escalonados para los pasajeros. Algo que ayuda a eliminar multitudes gestionando los flujos en los parkings, áreas de llegada y terminales para garantizar que se mantiene el distanciamiento físico desde el coche hasta los camarotes.
Embarque rápido – completando el check-in mediante la aplicación, escaneando la información del pasaporte y subiendo una fotografía tipo selfie para seguridad, los pasajeros pueden generar una tarjeta de embarque móvil y para un embarque rápido. Presentada en 2018, la innovadora experiencia digital minimiza las colas en el check-in y en los controles de seguridad en los puertos, permitiendo a los pasajeros embarcar de un modo fluido y seguro en muy pocos minutos.
Llave digital – los pasajeros pueden abrir sus camarotes con sus smartphones simplemente descargándose una llave digital, disponible en algunos barcos y camarotes concretos.
Camarotes domotizados– usando su smartphone, los pasajeros pueden controlar elementos del interior de sus camarotes como la TV, la iluminación, las persianas y temperatura, limitando las superficies táctiles de contacto mientras se consiguen los niveles más altos de customización de los camarotes.
Cuenta a bordo – los pasajeros pueden controlar los cargos y créditos de su cuenta en tiempo real desde cualquier lugar del barco sin tener que esperar ninguna cola.
Planificación diaria– actividades a bordo, espectáculos, restaurantes y excursiones se pueden también visualizar y reservar vía la aplicación móvil.

Mientras Royal Caribbean Group continúe “evolucionando” las vacaciones en crucero, nuevos avances serán anunciados, algunos de los cuales tendrán su mayor impacto “entre bastidores”. Todas estas innovaciones irán más allá en demostrar el compromiso del grupo por superar las expectativas de los pasajeros así como también sus estándares en sanidad y seguridad en los cruceros.