Sturzenegger vs. Lammens

Una columna de opinión del ex Director del Banco Central, Federico Sturzenegger, publicada el día de Navidad en el diario Perfil tuvo su respuesta en Año Nuevo con la firma del Ministro Matías Lammens, seguido de nuevos comentarios en Twitter. ¿Qué fue lo que dijeron?

Hagamos un poco de memoria. Federico Sturzenegger es Doctor en Economía y cuenta con una amplia carrera docente dentro y fuera del país. Como cargos públicos estuvo en YPF como economista jefe, fue Secretario de Política Económica de la Nación, Presidente del Banco Ciudad de Buenos Aires, Diputado y presidente del Banco Central de la República Argentina, este último de 2015 a junio del 2018 con Mauricio Macri en la presidencia. Fue él quien en diciembre de 2015 condujo una rápida salida del cepo cambiario que regía en el país desde el año 2011.

El paso del Dr. Sturzenegger por su último cargo público se vió caracterizado por la suba del dólar hasta los 28 pesos en el mes de junio cuando se esperaba que llegara a esos valores en el mes de diciembre, y el aumento de las tasas al 43%. El economista no logró controlar el mercado, subió el riesgo país y el dólar encaró una carrera imparable, impulsada además por la suba de las tasas de interés en los Estados Unidos, que incentivaron la huida de los capitales. 

El ahora profesor en la Universidad de San Andrés publicó una carta en la que critica duramente al plan PreViaje, pero sólo después de contar lo rápido que fue cargar los comprobantes de sus vacaciones que le permitirán recibir un crédito de 200 mil pesos (obviamente en dos cuentas de usuarios diferentes ya que el máximo es de 100 mil pesos). “Para regalar plata el Estado argentino es de una eficiencia escandinava“, escribe.

Luego agrega “Si usamos recursos fiscales para pagar la mitad de algo, no debiera sorprendernos que la gente pida ese 50% -a cualquiera le gusta que sean otros los que paguen por el consumo propio-. Es una política que, en realidad, podríamos aplicar a cualquier cosa. Por ejemplo, podríamos sugerir que el Estado pague la mitad del valor de los automóviles, o la mitad de lo que gastamos en carne o leche”. “Hasta que no pongamos en la balanza el hecho de que esos recursos se podrían haber usado para otros bienes, quizás más necesarios, y en tanto no pongamos sobre la mesa el costo de la plata que se usa en el programa, difícilmente podamos concluir sobre el éxito de la política“, continúa. 

No existe Papá Noel, con su ejército de duendes y elfos, que regala sin costo

Se pregunta luego qué se podría hacer con el dinero que se gastará en el PreViaje, como ejemplo propone reducir los aportes patronales para el 50% de la población con menos salarios, la que vería un incremento de sus sueldos en el 20%.

“Lammens podrá decir que el Previaje es un éxito para su Ministerio, pero Desarrollo Social y el propio ministro de Economía difícilmente puedan ver en este gasto un uso eficiente de los recursos. En realidad, digámoslo con todas las letras, es una locura solo posible en un gobierno que ha perdido totalmente el rumbo”.

La carta finaliza diciendo: “La definición de éxito en nuestro país es extraña porque presume la existencia de Papá Noel. Lo creemos cuando pensamos que gastar no tiene costo y lo creemos cuando pensamos que podemos bajar impuestos y que eso no tiene costo. Algún día, espero, creceremos y descubriremos que Papá Noel no existe

La industria turística, sí

La respuesta de Matías Lammens llegó en pocos días y estos fueron algunos de sus argumentos: “Desmenucemos entonces la medida en cuestión con datos concretos: Previaje fue una política original, que salió del esquema de subsidios y transferencias tradicionales“. “Previaje surgió para movilizar ahorro privado (más de 85 mil millones de pesos que las familias tenían inmovilizados), inyectar liquidez, dar previsibilidad y poner a trabajar a las empresas. En plena pandemia, los hoteles tomaron reservas, las aerolíneas vendieron pasajes y las agencias ofrecieron paquetes. Previaje no solo sostuvo a miles de pymes turísticas durante la peor crisis de la historia del turismo producto de la pandemia del covid- 19; también consiguió que el sector empezara a generar empleo de manera muy veloz en todo el país para afrontar una temporada de verano que promete ser récord”.

Previaje promueve la formalidad por duplicado, tanto en la preventa como en el uso del crédito, en un sector caracterizado por una mayor informalidad que la media de la economía, permitiendo al Estado Nacional incrementar la recaudación fiscal del sector y recuperar gran parte de la devolución del 50%”.

Para decirlo simple y claro: por cada cien pesos que invirtió el Estado Nacional en Previaje, recuperó 83.

Luego agrega: “Previaje implica una fenomenal transferencia de recursos desde los grandes centros urbanos hacia las cadenas de valor regionales, generando oportunidades de trabajo para los jóvenes en sus lugares de origen”.

La carta finaliza diciendo: “Papá Noel no existe, Federico, está claro. Pero un Estado que proteja y promueva de manera inteligente a una industria estratégica para el futuro del país sí puede y debe existir. Se trata de ser realistas, pero creativos, entendiendo las restricciones, pero no para paralizarse sino para agudizar el ingenio, trabajando con un sector privado que invierta en serio, usando de manera responsable y virtuosa los recursos públicos, cuidando el trabajo de los argentinos y, fundamentalmente, amando a nuestro país”.

Pero no terminó ahí la cosa ya que el economista eligió Twitter para seguir ampliando sus argumentos.

Evidentemente el hilo es largo. Algunos de los conceptos vertidos son:

Vamos a lo redistributivo. ¿La pregunta es quién pone los 1000? Como Argentina tiene déficit los 1000 salen de la emisión que más temprano que tarde se transforma en inflación. Y la inflación la pagan los pobres. Entonces la política la pagan los pobres.

Sé q no es tu intención q sea así. Pero es lo que hay. Si el gasto no lo hacen los pobres, entonces el Previaje es regresivo. En mi nota mencionaba que la plata del Previaje alcanzaba para subirle el sueldo 20% al 50% más pobre de Argentina.

En los siguientes Tweets expone sus propias ideas para fomentar el turismo: “Yo creo que la función publica es facilitar los negocios sin usar la plata de otros. En esa línea, y a riesgo de extralimitarme) déjame tirar un par de ideas.

Crear turismo es q la gente pueda llegar a los lugares de turismo sin haber sido esquilmado en el intento. No permitir que las low-cost operen libremente en Argentina es la peor política de turismo q se me puede ocurrir. Creo q deberías pelear para q la gente pueda viajar barato

La renta de los 6000 empleados de Aerolíneas no valen la pena comparados con los empleos de miles de pymes de todo el país q viven del sector turismo y que esperan q los cuides. Ir contra las low cost hace del federalismo letra muerta.

Otra manera de fomentar el turismo es dejando que los extranjeros accedan a un dólar libre. Por un solo motivo: ningún turista quiere ir a un mercado ilegal. De hecho, no lo va a hacer. Y tampoco quiere sentirse que paga el doble por lo que compra.

Y finaliza con este tweet: Escribo estas líneas @MatiasLammens sabiendo q te sumaste con buenas intenciones, para aportar tu honestidad y energía. Pero creo que concentrarse en crear y facilitar tendrá la gratificación del trabajo bien hecho. Hacer de Papá Noel, como todos sabemos, es una mentira.

¿Habrá terminado el intercambio? lo seguiremos en los próximos días.

La nota de Sturzenegger

Papa-Noel-no-existe

La respuesta de Lammens

Papa-Noel-no-existe-la-industria-turistica-si