Las idas y vueltas de Trump y las ayudas al turismo

Los agentes de viajes, los hoteleros y hasta las compañías aéreas expresaron su descontento después que el presidente expresara que cesaba toda negociación de ayuda económica a los sectores afectados hasta después de las elecciones del 3 de noviembre. Horas después cambiaría parcialmente de opinión.

Nada está dicho todavía pero de la negativa total a pedirle al Senado un paquete de ayuda extra para las aerolíneas deja una vía de esperanzas para el sector que enfrenta una fuerte crisis debido a la pandemia.

Las asociaciones de la industria criticaron el martes el anuncio del presidente Trump de poner fin a las negociaciones de alivio del coronavirus hasta después de las elecciones, calificándolo de “reprobable” y “lamentablemente miope”.

“En este contexto de sufrimiento humano, pérdida extraordinaria de puestos de trabajo y cierre de millones de pequeñas empresas, la decisión de la administración de abandonar las negociaciones de ayuda es reprensible“, dijo ASTA en un comunicado.

Sin embargo, el martes por la noche Trump pareció retroceder un poco en su llamado a poner fin a las negociaciones, según un informe de Associated Press. Volvió a Twitter y pidió al Congreso que le enviara un “Proyecto de ley independiente para cheques de estímulo ($ 1,200)“, una referencia a un lote de pagos directos preelectorales a la mayoría de los estadounidenses que había sido una pieza central de las negociaciones entre el Senado. la líder de la minoría Nancy Pelosi (D-Calif.) y la Casa Blanca.

“Estoy listo para firmar ahora mismo. ¿Estás escuchando a Nancy?” Trump dijo en una serie de tuits el martes por la noche. También pidió al Congreso que apruebe inmediatamente $ 25 mil millones para las aerolíneas y $ 135 mil millones para el Programa de Protección de Cheques de Pago para ayudar a las pequeñas empresas.

El Congreso lleva meses estancado en otro paquete de ayuda para el coronavirus, a pesar de los llamamientos de la industria de viajes para ayudar a sus negocios en crisis.

Los que piden auxilio

“Esto es inaceptable e inconcebible con millones de estadounidenses sin trabajo y miles de pequeñas empresas que apenas aguantan. Es hora de que nuestros líderes en Washington dejen la política a un lado y tracen un camino bipartidista hacia adelante para ayudar a las empresas y empleados en las industrias más afectadas”, dijo Chip Rogers, presidente/CEO de la American Hotel & Lodging Association (AHLA). “Millones de empleos y los medios de vida de las personas que han construido su pequeña empresa durante décadas están desapareciendo porque nuestros líderes en Washington están dando prioridad a la política sobre las personas. La industria hotelera de Estados Unidos está al borde del colapso. No podemos permitirnos que miles de pequeñas empresas mueran y que todos los trabajos asociados con ellas se pierdan durante muchos años”.

“Los estadounidenses trabajadores cuyos medios de vida dependen de los viajes y el turismo no pueden esperar hasta después de las elecciones para recibir ayuda. La realidad es que las pequeñas empresas en todos los rincones de Estados Unidos están cerrando; necesitaban ayuda hace meses, lo que se ha dejado claro semana tras semana”, dijo Roger Dow, presidente de la Asociación de Viajes y Turismo de los Estados Unidos (USTA). “Con millones de estadounidenses sufriendo, es lamentablemente miope poner fin a las negociaciones de ayuda. Los nuevos datos de Tourism Economics muestran que, sin ayuda inmediata, el 50% de todos los trabajos financiados por viajes se perderán en diciembre, una pérdida adicional de 1,3 millones de puestos de trabajo. Dado que los viajes apoyaron el 11% de todos los trabajos previos a la pandemia, simplemente no es posible que EE. UU. espere una recuperación económica a nivel nacional sin un alivio federal significativo”.
Continuó: “En nombre de los trabajadores de viajes de Estados Unidos, estamos sumamente descorazonados porque el Congreso y la administración no lograron llegar a un acuerdo sobre el alivio que esta industria necesitaba tan desesperadamente, a pesar de la clara evidencia del daño creciente. US Travel seguirá abogando por el alivio de los millones de trabajadores de la industria de viajes y pequeñas empresas que hacen tanto por nuestra economía”.

La marcha atrás parcial de Trump

“La Cámara de Representantes y el Senado deberían ¡inmediatamente! aprobar 25.000 millones de dólares para ayudar a las aerolíneas ¡Estoy dispuesto a firmarlo inmediatamente!”, tuiteó el mandatario.

El sector de las aerolíneas ha sido uno de los más castigados por la crisis económica surgida de la pandemia. Las principales cuatro líneas aéreas de Estados Unidos han perdido en total unos 10.000 millones de dólares.
Las aerolíneas comenzaron a despedir a más de 32.000 empleados el jueves, al expirar una prohibición oficial sobre recortes de empleos. American y United anunciaron que revocarían la medida si el Congreso y la Casa Blanca acuerdan rápidamente inyectarle fondos al sector.
Durante las negociaciones, la Casa Blanca propuso darle las aerolíneas 20.000 millones de dólares en asistencia, pero los demócratas habían ofrecido más, 2,2 billones. Los contradictorios tuits de Trump complicaron la situación política del país justo cuando faltan menos de cuatro semanas para las elecciones.
Las aerolíneas y sus sindicatos han pedido asistencia financiera para poder mantener nómina hasta por lo menos marzo del 2021. Recibieron 25.000 millones de dólares hasta el 30 de septiembre a condición de que abstengan de despedir personal.