LATAM Group reduce costos y apunta a la sostenibilidad

La empresa presentó su Estrategia de Sostenibilidad “Un Destino Necesario” que asume compromisos con la región para contribuir a la protección de ecosistemas únicos y en riesgo de América del Sur por los próximos 30 años. También informó que al reducir costos mantienen altos niveles de liquidez a pesar de la baja en la demanda.

La presentación de “Un Destino Necesario” se realizó desde Chile, Ecuador, Perú y Brasil para toda América Latina. Allí expusieron su plan de ser carbono neutro al 2050, cero residuo a vertedero al 2027 y proteger ecosistemas icónicos en Sudamérica.

Uno de los grandes anuncios de la jornada fue la primera fase de una colaboración con The Nature Conservancy (TNC) para planificar acciones de conservación y reforestación en ecosistemas icónicos de la región. TNC es una organización ambiental global que trabaja basada en la ciencia, creando soluciones a los desafíos más urgentes de nuestro planeta para que la naturaleza y las personas puedan prosperar juntos.

Una estrategia para los próximos 30 años
La estrategia de sostenibilidad para los próximos 30 años contempla cuatro pilares de trabajo: gestión ambiental, cambio climático, economía circular y valor compartido. Las líneas de acción fueron diseñadas de forma colaborativa con expertos y organizaciones ambientales de toda la región.

Respecto del pilar de cambio climático, el grupo anunció que trabajará en la reducción de sus emisiones mediante la incorporación de combustibles sostenibles y nuevas tecnologías de aviación que, se estima, estarán disponibles a partir del 2035. “El medioambiente no puede esperar 15 años para que tengamos las tecnologías necesarias para reducir las emisiones. Es por esto que trabajaremos en paralelo en impulsar estas transformaciones y en compensar nuestras emisiones a través de soluciones basadas en la naturaleza”, señaló Roberto Alvo, CEO de LATAM Airlines Group.

Mediante el desarrollo de una cartera de proyectos de conservación, entre otras iniciativas, el grupo LATAM buscará compensar el 50% de las emisiones domésticas al año 2030, estableciendo un camino para ser carbono neutro al 2050. Se intervendrá en ecosistemas icónicos de Sudamérica como la Amazonía, el Chaco, los Llanos del Orinoco, el bosque del Atlántico y El Cerrado, entre otros.

Además, el grupo LATAM impulsará un programa que permitirá a los pasajeros, clientes corporativos y de carga la opción de compensar las emisiones de CO2 asociadas a sus viajes. Paralelamente, el grupo compensará la misma cantidad de emisiones de CO2 que los clientes bajo el programa 1+1.

En economía circular, el grupo LATAM se comprometió a promover una cultura de eliminación, reducción, reutilización y reciclaje en toda la operación a fin de llegar al 2027 como un grupo que genere cero residuos a vertedero. Para ello, se eliminarán los plásticos de un solo uso antes del 2023 y se ampliará el programa de reciclaje a bordo en todas las rutas domésticas del grupo LATAM, y se transformarán todos los salones LATAM en 100% sostenibles. De igual forma, el grupo va a implementar un programa de reciclaje de uniformes en todos los países y un plan de reemplazo de materialidades a bordo por elementos compostables, reciclables o certificados.

Por su parte, en el pilar valor compartido el grupo ampliará su capacidad de transportar carga y personas para programas de salud, catástrofes naturales y cuidado del medio ambiente. Cabe recordar que desde que se inició la pandemia, gracias al programa Avión Solidario, se han transportado más de 29,4 millones de vacunas gratuitamente en sus filiales, más de 1.400 profesionales de la salud, sobre 490 toneladas de insumos médicos y más de 1.500 órganos y tejidos en Sudamérica. A su vez, el programa ha concretado 10 transportes de células madre para pacientes con cáncer de sangre.

Y en el caso de gestión ambiental, el grupo LATAM va a implementar un sistema, transparente y auditable, que le permitirá tener presente las variables ambientales en todos los procesos del grupo, el que contará con la certificación ambiental (IEnvA) en toda su operación, un referente en la industria, y que es otorgada por la Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA).

Ganar a pesar de perder pasajeros

En un contexto de fuertes restricciones de viaje y contracción de la demanda superior a lo proyectado a causa del COVID-19, LATAM Airlines Group cerró el primer trimestre del año con US$2.600 millones de liquidez disponible (US$1.300 millones en caja disponible y US$1.300 millones en línea de financiamiento comprometida DIP), como resultado de sus esfuerzos por buscar eficiencias y variabilizar y reducir sus costos. El grupo logró bajar sus gastos en un 43,8% durante el período.

En el primer trimestre del año, los ingresos totales ascendieron a US$913,2 millones, una disminución del 61,2% con respecto al mismo período de 2020, baja que fue parcialmente compensada por un aumento del 36,8% en los ingresos por carga. Durante el período, el grupo anunció la transformación de hasta ocho aviones de pasajeros Boeing 767-300 en cargueros en los próximos tres años, lo que le permitirá aumentar su capacidad de carga hasta en un 80%.