Le ponen candado al Coliseo, los Museos Vaticanos y hasta a Pompeya

Algunas de las más importantes atracciones turísticas y culturales de Italia permanecerán cerradas hasta Semana Santa.

El Coliseo de Roma permanece cerrado desde este domingo y hasta el 3 de abril en cumplimiento del decreto extraordinario aprobado por el Gobierno en la madrugada del pasado sábado al domingo, que recoge medidas para evitar el contagio del COVID-19. Una medida que afecta a los monumentos relacionados con este espacio, como la Colina Palatina, Foro Romano, Domus Aurea.

En el ámbito de la cultura, el decreto ordena el cierre de museos, teatros, cines y otros lugares culturales en todo el país, y no solo en las zonas rojas, las provincias bloqueadas en el norte.

El Vaticano también cierra

El Papa decidió el cierre de los Museos Vaticanos siguiendo el mismo lineamiento del gobierno italiano para frenar el avance del Coronavirus.

El cierre incluye también al Museo de la Basílica de San Pedro.

Más al sur, en Nápoles, las ruinas de Pompeya también han echado el cierre para cumplir con las disposiciones del decreto, que suspende la apertura de todos los museos estatales y lugares de cultura.

La citada disposición extiende la zona roja a la región de Lombardia y otras 11 provincias, donde viven 16 millones de italianos e impone el cierre de gimnasios, piscinas, guarderías y colegios .