Londres se le anima a Disneyland París

En la capital británica se construye el mayor centro de entretenimientos de Europa, The London Resort, en un predio de 200 hectáreas con atracciones basadas en películas, leyendas de caballeros y la ciencia ficción.

The London Resort será más que un parque de atracciones: se trata del mayor centro de ocio construido en Europa desde la inauguración de Eurodisney en 1992. El complejo de 216 hectáreas contará con siete zonas temáticas con atracciones que, aseguran sus organizadores, no existe en ninguna parte del planeta.
Los medios locales lo bautizaron como el Disneylandia británico. Se trata de un ambicioso centro ubicado cerca de Kent, a 15 minutos de la estación londinense de St.Pancras.

Los trabajos siguen adelante

La primera apertura está programada para el 2024, y la segunda etapa llegará en 2029. Todo el proyecto implicará una inversión cercana a los 4.000 millones de euros, y ya comprometieron su apoyo compañías como la distribuidora Paramount, la cadena pública BBC y los Estudios ITV.
La crisis por el coronavirus no han detenidos los trabajos, y actualmente sus promotores están convocando a rondas de consultas con empresas y vecinos donde se levantará el complejo. Pero para llevar tranquilidad a los residentes la compañía impulsora puntualizó que será un centro neutral en emisiones de carbono.
“Será uno de los parques más sostenibles del mundo”, aseguró Py Gerbeau, consejero delegado de la compañía London Resort Company Holdings.

Tan grande como 136 campos de fútbol

En su extensión, que tendrá una superficie equivalente a 136 campos de fútbol como el de Wembley, se desplegarán siete ‘tierras’, cada una con su propia propuesta de ocio.
La entrada será por el sector The High Street, que desplegará una batería de comercios, restaurante, hoteles con capacidad para 3.500 huéspedes, un centro de convenciones y un parque de juegos acuáticos.
El primer punto para divertirse es The Studios, donde las atracciones estarán basadas en películas clásicas como El Padrino, producciones taquilleras de Hollywood como Misión: Imposible y grandes éxitos de la televisión británica. Aquí se esperan persecuciones de coches, explosiones por doquier e historias de espías y asesinos a sueldo.

Para niños y adultos

Al norte se encuentra The Woods, un sector más dirigido al público infantil (aunque los adultos igual quedarán fascinados) con juegos inspirados en cuentos de hadas e historias populares.
El viaje continúa en The Kingdom, que rinde homenaje a las leyendas artúricas y al pasado medieval de Inglaterra.
Aquí hay que estar preparado para ver caballeros acorazados, justas con lanzas y espadas, dragones capturando soldados incautos y castillos impenetrables.
El extremo norte está ocupado por The Isles, un territorio de criaturas gigantescas, animales mitológicos y aventuras que cruzan historias milenarias con la tecnología del siglo XXI.
En The Jungle se propone viajar al pasado de las civilizaciones precolombinas en América, donde en una jungla frondosa hay que descubrir secretos de civilizaciones perdidas y dar con artefactos de origen místico.

Sin problemas con el clima

El último sector es The Starport, un salto al siglo XXIII por medio de historias de ciencia ficción donde se mezclan los encuentros con alienígenas con montañas rusas de velocidad de vértigo.
Este complejo será tres veces más grande que el mayor parque del Reino Unido. Y si alguien se preocupa por el pésimo clima de Londres, que sepa que el 70% de las atracciones estarán cubiertas. Que las tormentas no corten las ganas de divertirse.

Fuente: https://www.cerodosbe.com