Los Carnavales caen víctima del coronavirus

En febrero del 2020 Venecia, New Orleans y Río de Janeiro vibraban con colores, música y visitantes, pero un nuevo peligro se acercaba desde China. Hoy el Covid-19 está más presente que nunca y cancela las celebraciones alrededor del mundo.

Mientras en China cerraban fronteras a cal y canto por el surgimiento de un “nuevo” coronavirus en la ciudad de Wuhan, el resto del mundo la miraba de lejos y la OMS no tenía en sus planes declarar el estado de pandemia. En ciudades como Venecia, Río, y hasta en Corrientes y Gualeguaychú una inmensa multitud disfrutaban de los carnavales.
Uno de los festejos más fastuosos se llevaba a cabo en la Plaza de San Marco donde y apenas había espacio para nuevos turistas. A los pocos días se declaró oficialmente el primer caso en Italia en la Lombardía, y el 21 de febrero la primera muerte por Covid, en la región del Véneto, donde se encuentra Venecia.
Desde entonces el mundo cambiaría radicalmente sus costumbres.

(AP Photo/Antonio Calanni)

Venecia sustituye las máscaras por las mascarillas

Sin embargo, en el inicio oficial de lo que sería el Carnaval de Venecia de este año no hay nadie en la calle, ningún signo visible de alegría y disfraces. El carnaval de este año no se ha cancelado del todo, pero no fiestas y todo se reduce a eventos virtuales a partir de la semana que viene
Lo mismo ocurre con muchos otros eventos, como el carnaval de Colonia, una de los más tradicionales de Europa, que también ha sido suspendido.

Un Mardi Gras en casa

Como también el famoso Mardi Gras de Nueva Orleans. Se verá privado de sus tradicionales desfiles… Ya en noviembre, quedó claro que iba a ser un mardi gras sombrío. Por eso una asociación empezó a llamar a todo el mundo para que se activara, con el fin de dar color a esas calles de todos modos. Ya han decorado unas 9.000 casas. aunque este año será sin desfile de personas de alguna manera la fiesta sigue palpitando.

Los reemplazos por la pandemia incluyen juegos de búsqueda de las emblemáticas baratijas que normalmente serían arrojadas desde las carrozas o desde un tranvía, así como arte al aire libre y desfiles en auto o virtuales.

Sin “alegría carioca”

Por primera vez en su moderna historia Río de Janeiro canceló sus desfiles en el Sambódromo, y si en un primer momento pensaron en realizarlos en el mes de junio, la decepción fue mayor cuando el alcalde de la ciudad decidió que en el marco actual de la situación no están dadas las condiciones de seguridad para hacerlos durante este 2021.
Se trata de la primera vez que el evento es cancelado desde que Río organizó su primer baile oficial de Carnaval en 1840. En dos ocasiones la fiesta fue aplazada (1892 y 1912) pero nunca las autoridades consiguieron cancelarla, ni cuando el país enfrentó la pandemia de la gripe española (1919) ni cuando el Gobierno lo propuso durante las dos guerras mundiales (1914-1918 y 1939-1945).

Para mitigar en parte la pérdida de ingresos de las escolas de Samba el prefecto Eduardo Paes lanzó la iniciativa “Blocos de Rua Unidos Pelo Distanciamento” para crear conciencia en la población para que no haya aglomeraciones durante el período en el que se celebraría el carnaval, cancelado este año por la pandemia del Covid-19.

La ciudad de San Pablo no sólo no tendrá sus desfiles de Escolas de Samba, sino que ha suspendido los feriados del Carnaval para evitar los festejos callejeros, aglomeraciones y viajes turísticos y así favorecer el distanciamiento social. Las celebraciones con desfiles y fiestas callejeras oficiales del Carnaval 2021 había sido suspendida en 2020 en todo el país, pero aún se mantenían los feriados y asuetos administrativos para los días 15, 16 y 17 de febrero, que en Sao Paulo pasarán a ser días laborales corrientes.