Madrid le quita el primer puesto a Barcelona

La capital española consiguió ubicarse como primera economía regional del país sin el atractivo de las playas de su par catalana que atrae al turismo vacacional.  

Madrid desbancó en 2018 a Cataluña como primera economía regional del país tras varios años pisándole los talones y pese a no poder aprovecharse del turismo vacacional costero al carecer de playas. Al igual que hizo con la Contabilidad Nacional, el INE ha revelado que el PIB de la Comunidad de Madrid superó los 230.794 millones de euros el año pasado, frente a los 228.682 millones de Cataluña, 2.112 millones de euros más.

Con los nuevos datos, la economía madrileña representa el 19,2% del PIB español frente al 19% de la catalana. Entre ambas aglutinan más del 38% del Producto Interior Bruto nacional. Madrid, pese a ser una región uniprovincial y no poder aprovecharse de los ingresos turísticos que aporta la industria hotelera donde hay playas, ha logrado superar a una Cataluña que además de a Barcelona acoge a centros turísticos vacacionales como Lloret en la provincia de Girona o Salou en la de Tarragona.
Madrid, en los diez primeros meses de este 2019, se apuntó un alza en cuanto a llegadas de turistas extranjeros del 7,2 por ciento, muy por encima de la media de la subida estatal hasta octubre del 1,1 por ciento, mientras Cataluña quedó por debajo de la media con un ascenso del 0,7 por ciento, tras la caída del viajero nacional coincidiendo con la ola de violencia del independentismo quemando contenedores en Barcelona y cortando las autopistas de la región.
Cataluña logró capitalizar su fortaleza industrial, exportadora y turística para resistir mejor los coletazos de la crisis en 2013 (ese año se contrajo un 1,5% frente al 1,7% de Madrid) y crecer después ligeramente por encima durante la eclosión de la actual recuperación, hasta 2017, cuando la intensificación del procés, truncó la trayectoria de la economía catalana. En 2017, el año del 1-O, Cataluña apenas creció un 2,5% frente al 3,9% de Madrid o el 2,9% de la media nacional.

Previsiblemente, la brecha entre Madrid y Cataluña seguirá creciendo en favor de la primera. Los datos de 2019 recogerán el impacto económico de los graves disturbios vividos en Cataluña tras la sentencia del procés. BBVA estima que los altercados, junto con el paro general celebrado el 18 de octubre, restarán entre una décima o dos al PIB catalán, lo que supondría un impacto negativo de hasta 460 millones de euros.
Esta misma entidad considera que Madrid será la única comunidad que crecerá por encima del 2% el año que viene (en concreto, un 2,2%, seis décimas más de lo previsto para el PIB nacional) en un contexto de enfriamiento económico generalizado. Lo conseguirá, según el servicio de estudios de BBVA, gracias a unas exportaciones más diversificadas, un menor endeudamiento y una menor dependencia del turismo.

Madrid, según Expansión, sigue siendo el destino predilecto de la inversión extranjera productiva, aquella que genera efectos directos sobre la economía. En los nueve primeros meses de este año, España ha recibido alrededor de 14.800 millones de euros de inversión foránea, de los cuales 9.707 millones han ido a parar a la región madrileña, que copa así el 65,6% del total nacional.
Cataluña, por contra, que ha ido perdiendo fuelle en los últimos años asolada por el procés y la proyección hacia el exterior de una imagen de inestabilidad institucional e incluso de cierta animadversión hacia el turismo, apenas ha aglutinado un 11,5%, viéndose superada incluso por Castilla y León, receptora del 11,6% de la inversión productiva procedente del exterior.
Desde el 1 de octubre de 2017, más de 5.500 empresas han trasladado su sede social fuera de la región, algunas tan emblemáticas para la economía catalana como CaixaBank, Naturgy (entonces Gas Natural Fenosa), Banco Sabadell, Abertis o Catalana Occidente. El destino preferente para muchas de esas compañías ha sido, precisamente, Madrid. Del total, cerca de 1.300 han fijado su nuevo domicilio en Madrid, alrededor de una quinta parte del total.