Madrid no recupera el gasto turístico

Como los principales centros urbanos, la capital española no participa del renacer del turismo al mismo ritmo que el resto del país: sin viajeros de negocios y menos extranjeros todavía no alcanza las cifras del 2019.

Madrid ha perdido en el segundo trimestre de 2021 el tirón del consumo que le permitió situarse hace un año como una de las comunidades autónomas con mayor crecimiento de España. La región ha quedado a la cola de la recuperación del gasto de turistas tanto nacional como extranjero, según los resultados del Observatorio Regional del tercer trimestre de 2021 publicado recientemente por BBVA Research.

El estudio, realizado a partir del gasto con tarjeta, tiene en cuenta la procedencia de los usuarios. Y, superadas las restricciones que marcaron 2020, la recuperación de la movilidad ha beneficiado de forma desigual a los territorios. A la cabeza del gasto del ahorro forzoso acumulado durante la pandemia se encuentran Andalucía y Extremadura y destinos tradicionales de turismo nacional del Mediterráneo, como Andalucía, la Comunidad Valenciana y las islas que, según el BBVA Research, lideran el crecimiento del gasto de visitantes españoles.

Todos los territorios salvo la capital han recuperado o rebasado el nivel de gasto con tarjeta procedente de usuarios españoles de 2019. La región madrileña es la única que se ha quedado por debajo, a 13 puntos porcentuales. La reapertura de fronteras interiores ha jugado en contra de la comunidad, exportadora de visitantes a nivel nacional pero tradicionalmente receptora de turistas extranjeros.

El distinto perfil de estos visitantes foráneos, no obstante, también ha cambiado. Regiones como Extremadura y Baleares han sido las más beneficiadas entre los meses de abril y junio, donde ya se ha recuperado el nivel de consumo previo a la pandemia e incluso se ha superado. En el resto del país, según los datos de BBVA, la media del gasto registrado en los terminales de punto de venta (TPV) por turistas foráneos solo está a 20 puntos por debajo de la registrada en julio de 2019.

Sin embargo, Madrid, Cataluña y el centro peninsular siguen sufriendo en mayor medida la caída del visitante extranjero. En la última semana de julio de 2020, los pagos con tarjeta extranjera —tanto en establecimientos como en comercio electrónico— habían bajado casi a la mitad. Un año más tarde, los datos indican que Madrid sigue 46 puntos por debajo.

Gasto presencial con tarjetas del BBVA y en TPV de la entidad. 

Parálisis de negocios

La sangría de turistas se explica también por la lenta recuperación que ha tenido el turismo de negocios tras la crisis del Covid-19, una rama que generaba antes de la pandemia unos 20.000 millones de euros cada año en España, según datos de la Asociación Ibérica de Viajes de Negocio (IBTA).

De hecho, una encuesta realizada por el Área Delegada de Turismo del Ayuntamiento de Madrid a más de 200 empresas del sector, muestra que, de media, trabajaron a un 19% de su capacidad entre enero y abril. Esto responde a que la presencialidad de los eventos y reuniones fue ampliamente sustituida por los formatos online, golpeando de lleno a una ciudad como Madrid, en la quinta posición del ranking europeo de ciudades para viajes de negocios.

Así lo explica Barbara Marzo, consultora de viajes de negocios de la agencia Viajes Atlanta. “Las empresas se han acostumbrado a hacer todo por videollamadas, videoconferencias, email; se han dado cuenta de que no es necesario reunirse físicamente para cerrar negocios sino que pueden hacer todo de manera virtual”, asegura.

Marzo explica también que algunas compañías, como el sector farmacéutico, han prohibido los viajes de negocios, una medida de prevención para evitar los contagios entre sus empleados. Pero advierte de que no debe solo a los posibles brotes de coronavirus. Según Marzo, muchas empresas se han dado cuenta de que pueden ahorrarse mucho dinero si sus empleados no viajan y hacen todo por videoconferencia.

Asegura que el mayor impacto para el turismo de negocios en Madrid ha estado en la cancelación de muchas ferias y conferencias, como la de Agricultura, Ganadería y Pesca celebrada en IFEMA y la reducción de aforos para aquellas que sí han logrado celebrarse, como la Feria Internacional de Turismo (Fitur) que en 2019 recibió a más de 250.000 visitantes en la capital.

Pero la recuperación no tardará mucho, de acuerdo con el Madrid Convention Bureau (MCB), que también ha participado en el estudio del Ayuntamiento, cuyos resultados prevén que el turismo de reuniones se restaurará en un 48% durante el último semestre de este año, mientras que la mejora del 52% restante quedará para la primera mitad de 2022. De hecho, señalan que un 52% de los eventos en agenda hasta diciembre ya serán presenciales.

Además, según el MCB, la recuperación del turismo de negocios tiene la vista puesta en los visitantes nacionales, que suponen un 32% de los asistentes a las ferias y eventos en Madrid (además del 57% de asistentes locales). En cambio, un 11% de los visitantes corresponde a los turistas foráneos, principalmente del Reino Unido, EE UU, Alemania y Francia, cuyos viajeros suman un 46% del total del gasto extranjero en Madrid, de acuerdo con los datos del INE.

Fuente: https://cincodias.elpais.com