Marcha atrás de Turismo de Australia

Una campaña publicitaria que habían lanzando en el Reino Unido debió ser suspendida a pedido de la gente por entenderla que era demasiado “festiva”.

Australia está haciendo frente a uno de los mayorres desastres ecológicos de su historia, ya que la oleada de incendios que azota el país ha provocado la muerte de al menos 19 personas y 480 millones de animales, así como la evacuación de miles de residentes y de turistas. Esta difícil situación contrasta con la campaña publicitaria que recientemente había lanzado Turismo de Australia en Reino Unido con el fin de promocionar el país. Es por ello que se ha desatado tal polémica, que el organismo promocional se ha visto obligado a paralizar la acción.
Tal y como destaca Abc.net.au, las críticas desde el país oceánico se desataron tras el lanzamiento durante el día de Navidad de un anuncio de televisión en el que se puede ver a la reconocida cantante Kylie Minogue promocionando los encantos del país como sus playas paradísiacas y la variedad de su fauna.
El video, bajo el nombre Matesong (Canción de colegas), tiene una duración de tres minutos y en él tanto la cantante como el cómico Adam Hills, proponen a los británicos olvidarse del Brexit y de la situación política y viajar rumbo a Australia para “jugar críquet”, “bañarse desnudos” o “estar rodeados de koalas”. Todo ello bajo un tono cómico e intentando hacer burla de la rivalidades históricas entre los aussies y los brits.
Desde Australia muchos protestaron por el tono jocoso y relajado del anuncio que contrasta con la situación que el país vive desde septiembre y que se ha agravado en las últimas semanas. En las redes sociales, muchos usuarios apuntaron a Minogue que debería avergonzarse por “vender una Australia que ya no existe”: “Los hermosos koalas y canguros que tanto amas se están muriendo. Deberías usar tu poderoso estatus para presionar al gobierno para que luche contra el cambio climático en lugar de twitear esto. No hay turismo en un planeta muerto”.

Un timing “desafortunado”
Ante la avalancha de quejas, el Ministerio de Turismo ha tenido que recapacitar y paralizar una campaña que, según los medios británicos, ha tenido un costo de 15 millones de dólares.
Simon Birmingham, ministro del área ha defendido que el anuncio se planificó con anterioridad pero que el timing de publicación ha sido “desafortunado”. No obstante, ha señalado que los incendios son una de las razones por la que es importante que sigan invirtiendo en marketing turístico: “Los incendios terminarán. Las comunidades tendrán que rehacerse y la gente que ve este anuncio hoy, hará sus reservas para viajar en seis, nueve o doce meses”.

Fuente: https://www.tourinews.es