Marcha atrás en la compra de Air Europa

El acuerdo existente entre IAG y Globalia quedaría sin efecto ya que ambas partes se encuentran en negociaciones avanzadas para rescindirlo. Iberia asegura que ambas compañías “explorarán un nuevo acuerdo antes de finales de enero de 2022”.

En un breve comunicado remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), firmado por el director financiero de IAG, Stephen Gunning, ambas compañías confirman que darán marcha atrás al acuerdo que firmaron el 4 de noviembre de 2019 y que modificaron a posteriori, el 20 de enero de 2021, para que Iberia adquiriera la totalidad de Air Europa.

“Se realizará una nueva actualización en el futuro, según corresponda”, finaliza el escueto comunicado remitido por IAG.

El pasado enero Iberia cerró la compra de Air Europa al grupo Globalia por un importe de 500 millones de euros a pagar en seis años, un 50% menos en comparación con el precio inicialmente acordado en noviembre de 2019, cuando el valor de la operación ascendía a 1.000 millones de euros.

Los nuevos términos del acuerdo derivaban de la situación provocada por la pandemia de coronavirus y su impacto en la industria de la aviación, que ha sido notable sobre las cuentas de Air Europa.

Con la operación, en España, Iberia iba a tomar el control total del gran ‘hub’ del aeropuerto de Madrid, y en Latinoamérica, reforzaría su liderazgo en las conexiones con Europa. Se había acordado también que Air Europa mantuviera su marca y se convirtiera en la sexta aerolínea del grupo IAG, integrado además por British Airways, Vueling, Aer Lingus y Level.

Un sueño truncado
Desde que se anunció, a finales de 2019, que IAG adquiriría Air Europa, las noticias nunca han sido buenas para la conclusión de la operación. Con una pandemia de por medio, y un rescate del SEPI a la aerolínea de Richard Clark de casi 500 milliones de euros, la adquisición se fue encallando.

A todo esto, además, se sumaban las condiciones que desde Europa imponían a la aerolínea de IAG, que tuvo que renunciar de forma voluntaria a varias rutas y slots para evitar que el organismo de Competencia de Bruselas truncara la operación que, finalmente, no se llevará a cabo.

En busca de un futuro mejor
Tal y como confirma El Confidencial, las dos compañías han acordado suspender temporalmente el acuerdo, por lo que deberá indemnizar a la aerolínea de Globalia con una contraprestación de 75 millones de euros, evitando el bloqueo de Bruselas.

Por el interés tanto de Globalia como de IAG en la operación, así como del Gobierno de España, han acordado, cuando las condiciones financieras y operativas lo permitan, darse un plazo adicional para cerrar un nuevo acuerdo que esquive el veto de Europa.

El Gobierno busca una salida para Air Europa

El Ministerio de Transportes ha anunciado este miércoles que analizará las distintas opciones que se abren tras la renuncia de Iberia a comprar Air Europa para garantizar el futuro de la aerolínea propiedad de la familia Hidalgo. 

Desde el Ministerio de Transportes han indicado a la agencia oficial Efe que “Air Europa es una compañía estratégica para España por su importancia para el sector de la aviación y del turístico”.

“El Ministerio quiere enviar un mensaje de tranquilidad a los empleados, los clientes y proveedores de Air Europa. El Gobierno va a analizar las distintas opciones que se abren en esta situación, con la intención de garantizar la continuidad de la actividad y las operaciones”, indican desde el Gobierno.

De hecho, el Gobierno necesita la continuidad de Air Europa para no poner en riesgo los 475 millones que le prestó a través de la SEPI para poder garantizar su futuro.

Este anuncio del Ministerio de Transportes se produce después de que la matriz de Iberia haya anunciado que suspende las negociaciones de compra de la aerolínea si bien acepta el pago de 75 millones en concepto de adelanto para una futura adquisición.