MSC y dos realidades contrastantes

Mientras la empresa anuncia que dispuso convertir un Ferry en hospital flotante para asistir a Génova en plena crisis sanitaria, Emiliano González, presidente de MSC España fallece a causa del coronavirus.

La noticia del fallecimiento del empresario español conmovió a todo el sector, e incluso el presidente ejecutivo de MSC Cruceros, Pierfrancesco Vago, ha admirado su entrega y pasión, destacando que “durante casi 20 años, Emiliano ha sido una figura central en nuestra compañía, un miembro de la familia MSC y un gran amigo”. “Nos ha dejado una figura referente del sector turístico español. En nombre de MSC Cruceros y del Grupo MSC, mando nuestras más sinceras condolencias a su mujer, hijos y amigos”, apunta.

Había ingresado a la compañía de cruceros en 2002 como director comercial. Anteriormente ocupó cargos de responsabilidad en diferentes agencias de viajes, experiencia que le llevó a ser en su etapa de MSC un defensor acérrimo de la labor de los agentes de viajes.

Un hospital flotante

Grandi Navi Veloci (GNV), parte de MSC Group, ha convertido el ferry Splendid en un hospital flotante equipado para la asistencia de pacientes con COVID-19 y convalecientes.
GNV comenzó a trabajar en el proyecto junto con la sociedad de clasificación RINA a principios de marzo, en estrecha coordinación con el Sistema de Salud y Protección Civil de Liguria de Italia. Juntos encontraron una solución adecuada que podría implementarse en un período muy corto para aumentar la capacidad hospitalaria de Liguria y, cuando sea necesario, servir a otras áreas del país.

El proyecto tiene un alto nivel de flexibilidad y escalabilidad, y puede adaptarse rápidamente para satisfacer las necesidades futuras de la Región de Liguria a medida que evoluciona la emergencia COVID-19. Estacionado en Ponte Colombo, en la Terminal de Ferry de Génova, la solución actual ofrece 25 camas en cabinas individuales, aunque es posible equipar cabinas adicionales hasta un total de 400 camas. El hospital flotante también cuenta con un helipuerto y áreas dedicadas para el personal y la tripulación del cuidado de la salud, organizadas para garantizar estándares adecuados, comodidad y flexibilidad.
La contribución de RINA ha sido fundamental para el proyecto, gracias a su conocimiento en el campo de las certificaciones e inspecciones en el sector marítimo, que la compañía ha proporcionado de forma gratuita. RINA verificó que el nuevo hospital flotante cumplía con las regulaciones actuales, identificando el equilibrio correcto entre la protección de seguridad, las regulaciones navales, las necesidades médicas de un hospital indicado por ASL, la autoridad regional de atención médica y la necesidad urgente de encontrar un medio para ayudar a las autoridades y el Servicio Nacional de Salud para abordar la lucha contra el COVID-19.