“Ni la gastronomía, ni la hotelería con protocolos, contagian”

Verónica Sánchez, ex presidente de la Cámara de Restaurantes de la AHRCC habló este sábado en “Ciudadanos Viajeros” sobre la necesidad de permitir trabajar, con aforos y protocolos, a uno de los sectores más afectados por las medidas restrictivas.

La situación de la gastronomía en el último tiempo implicaba quitarle el respirador al sector. Esa es descriptivamente la situación del sector.

Cada pequeña cosa la festejamos como si fuese volver a la vida, primero festejamos poder volver a trabajar los fines de semana y ahora trabajar en el interior con el 30% de aforo.

Hemos sido uno de los sectores más afectados, estuvimos 9 meses con los locales cerrados. El take away no es válido para todos los locales gastronómicos, durante 9 meses varias empresas permanecieron totalmente cerradas.

Ni la gastronomía, ni la hotelería con protocolos, contagia. Estuvimos 9 meses cerrados y los contagios siguieron sucediendo.

El cumplimiento de los protocolos claramente ha demostrado que el virus no se propaga en situaciones cuidadas. Cuando uno toma los recaudos, no se contagia.

Tenemos que tener la posibilidad de trabajar pero por supuesto tomando los recaudos necesarios.

Hay algo que no hay que perder de vista. El componente psicológico de un empresario es importantísimo, están todos cansados. Hemos visto a muchos colegas perder años de trabajo.

Es un sector que no solamente es importante desde lo económico sino desde que es una fuente generadora de primer empleo. Somos un sector muy importante, el Estado tiene que cuidarnos.

Estamos contentos con el aforo. Era insostenible trabajar al aire libre con esta temperatura. Eran necesarias estas medidas, aspiramos a ir por más.

No nos referimos a ningún Estado en particular. Los Estados tienen que trabajar para que el sector siga en pie. Somos un sector que tiene rapida reacción para la reconstrucción.

Uno mira con desolación los polos turísticos gastronómicos de excelencia como Puerto madero y Microcentro. Vamos a necesitar de mucha ayuda.

No hay que perder la vista la fuerza del polo gastronómico, la importancia de la actividad en cuanto a los ingresos que genera y el motor que representa para la generación de empleo joven. Con la necesidad que hay de darles una oportunidad a los chicos.

Escuchen la nota acá