Ni más ni menos

El impuesto PAIS sigue generando incordios en la actividad turística. Más allá del reconocido “Más x Menos”, los que más tienen ayudan a los que menos tienen, la urgencia tapó a lo importante.

Las idas y vueltas que tuvo el sector turístico por la indefinición en la aplicación del famoso 30% provocó incertidumbres y descontentos, que hoy se vuelven a manifestar.

Luego de la instalación e implementación del mal llamado Impuesto al Turismo, la normativa establece que el importe resultante de dicho impuesto lo cobren y lo paguen los transportistas por un lado y los prestadores de servicio por el otro, entre ellos, los agentes de viajes que deben actuar  a manera de Agentes de Retención por la venta de servicios terrestres y hotelería.

La semana pasada comenzó a correr el rumor de que la Cámara de Compañías Aéreas de la República Argentina –JURCA- solicitaría a la AFIP que el impuesto que corresponde cobrar y pagar a las líneas aéreas sea llevado a cabo por los agentes de viajes, algo contradictorio con su posición de no reconocer a los agentes de viajes como intermediarios en la gestión de vent de pasajes aéreos.  

Igualmente, desde la lógica más pura resulta inentendible el planteo que realizarían las compañías aéreas, ya que si ello significara eliminar el trámite administrativo podría ser entendible, pero la realidad indica que cada vez que las líneas aéreas efectúen ventas directas deberán cobrar el impuesto, entonces, ¿cuál sería el beneficio de trasladar solo una parte del trámite administrativo a los agentes de viajes?

Está claro que el impuesto PAIS no conforma a nadie dentro de la actividad turística pero la solicitud de las compañías aéreas no estaría lo suficientemente fundamentada como para realizar una nueva modificación a la Reglamentación de la Ley.

Entendemos que lo urgente siempre tapa lo importante pero en esta oportunidad lo urgente sería que las compañías aéreas no quieren hacerse cargo de manejar un dinero que no genera beneficios para ellos y lo importante sería dejar en claro qué rol cumple cada uno sin perjudicar al otro.