Para cenar en Francia hay que llevar el Pasaporte

Con el incremento de casos de Covid 19 en el país que hoy celebra su Fiesta Nacional, su presidente Emmanuel Macron, ha impuesto el pasaporte sanitario para entrar en bares y restaurantes o para viajar en tren o en avión.

El anuncio fue hecho por el presidente en su discurso del pasado lunes 12. “Nuestro país se enfrenta a una fuerte reanudación de la epidemia que afecta a todos los territorios, metrópolis como ultramar”. “La aparición de la variante Delta está provocando un aumento de la contaminación en todo el mundo. “Esta variante, tres veces más contagiosa que la primera cepa,” se apresura a todas las áreas no cubiertas por la vacunación”, dijo. A partir de esta semana, los controles fronterizos se reforzarán “aún más” para las personas que regresan de países en riesgo, con aislamiento forzoso para los viajeros no vacunados.

De esta forma, habrá que acreditar que se está vacunado o si todavía no ha llegado el turno presentar una prueba negativa. Igualmente se va a obligar a todos los sanitarios a vacunarse.

Para Macron, ‘cuantos más nos vacunemos, más fácil será contener el virus’, por lo que desde el día 21 de julio de 2021 el pasaporte sanitario será obligatorio para acceder a lugares culturales que acojan a más de 50 personas y para eventos de más de 1.000 personas.

De cara al mes de agosto se exigirá para lugares como bares, restaurantes, cines o autobuses o trenes de largo recorrido.

De este modo, el Gobierno galo traslada a un nivel nacional el certificado Covid de la Unión Europea.

Por lo que se refiere a quienes todavía no estén vacunados, van a tener que presentar un test negativo en estos casos.