Río da marcha atrás con los desfiles de Carnaval

A pesar de haber anunciado que la celebración del carnaval en el Sambódromo seguía su programación sin modificaciones, ahora posponen todo hasta abril. San Pablo hará lo mismo.

Los desfiles de las escuelas de samba en São Paulo y Río de Janeiro fueron pospuestos para fines de abril, anunciaron este viernes (21) los alcaldes Ricardo Nunes (MDB-SP) y Eduardo Paes (PSD-RJ). Según ellos, el principal motivo de la nueva fecha del Carnaval es la reciente explosión de casos de Covid-19 e influenza.

Los desfiles finalmente tendrán lugar en la festividad de Tiradentes, el 21 de abril. La información fue anticipada por el diario O Globo. Los dos alcaldes participaron de una reunión virtual junto a sus secretarios de salud y los presidentes de las Ligas de Escuelas de Samba. Las dos ciudades ya habían cancelado el Carnaval callejero a principios de enero, también por el coronavirus y la gripe.

El día 12, el comité científico de la ciudad de Río de Janeiro se reunió para discutir una posible postergación del desfile de las escuelas de samba, pero el colegiado prefirió dejar abierta una decisión y seguir monitoreando el comportamiento del ômicron.

El infectólogo Roberto Medronho, profesor de la UFRJ (Universidad Federal de Río de Janeiro) y miembro del comité científico del estado, fue uno de los que desaconsejó la realización de los desfiles en febrero. “Creo que cualquier aglomeración que se produzca en las próximas semanas será la razón de una difusión aún mayor de la variante ômicron”, dijo a Folha en ese momento.

Esquema de desfiles en Río de Janeiro en abril.

Este miércoles (19), la Alcaldía de São Paulo divulgó los protocolos para la realización de los desfiles durante el Carnaval. Según el documento, todas las personas en el Sambódromo deben usar máscaras protectoras, tanto las de las gradas como las de las escuelas de samba.

También será obligatorio presentar pasaporte para una vacuna contra el Covid-19 con al menos dos dosis. El requisito será igualmente para el público (debe solicitarse en la venta de boletos en línea) y los miembros de la escuela, quienes deberán completar una preinscripción. El límite máximo de ocupación será del 70% del aforo de público en todos los sectores, incluyendo gradas, palcos y pista.

Aún así el feriado de Carnaval se mantiene sin modificaciones.

Fuente: https://www.jornalcorreiodamanha.com.br