Rusia prohíbe el ingreso de ciudadanos chinos

Desde hoy el gobierno ruso no permitirá la entrada de viajeros de nacionalidad china debido al deterioro de la situación epidemiológica en ese país.

El Ministerio de Exteriores ruso aclaró que los ciudadanos chinos continuarán recibiendo visas de otros tipos, tales como las empresariales, humanitarias y de tránsito, y que se mantienen los vuelos “entre Moscú, Pekín, Shanghái, Cantón y Hong Kong”.

El portavoz de Kremlin, Dmitri Peskov, ha señalado que se están tomando “todas las medidas para obstaculizar la entrada” del coronavirus en el país, si bien el sector turístico se verá muy afectado por la ausencia de turistas chinos.

El efecto en el turismo

Las pérdidas que sufrirá el turismo ruso por la suspensión de la entrada de ciudadanos chinos a Rusia ascenderán a unos 2.800 millones de rublos (41 millones de euros/44 millones de dólares), solo en los meses de febrero y marzo, según ha informado la Asociación de Operadores Turísticos de Rusia.

“Considerando que cada turista chino gasta un promedio de 500 dólares, solo en febrero los operadores turísticos rusos pierden al menos 1.400 millones de rublos (20,4 millones de euros/22 millones de dólares). Ya es evidente que en marzo tampoco vendrán, porque las reservas fueron canceladas”, señaló en un comunicado la organización.

El 30 de enero Rusia cerró la frontera con China para frenar el coronavirus. Además, dos días antes, las autoridades chinas habían dejado de enviar grupos turísticos organizados debido a la enfermedad que ya ha provocado 2.004 muertos en China y 4.185 contagiados, según los últimos datos proporcionados por la Comisión Nacional de Sanidad de China.

Pérdidas millonarias

Si los turistas chinos no vuelven a Rusia durante la temporada alta, el sector turístico ruso podría perder hasta 31.200 millones de rublos (454 millones de euros/más de 490 millones de dólares) entre mayo y septiembre.

Entretanto, el sector turístico ruso no se hace ilusiones y no espera un repunte del flujo turístico chino hasta fines de abril o principios de mayo.

“Probablemente durante abril no vengan a Rusia turistas chinos y los operadores turísticos deberán buscar cómo cubrir el vacío con turistas de otros países”, indicó la Asociación de Operadores Turísticos rusa.

En ese sentido, el turismo ruso buscará clientes en el Oriente Medio y Europa, para lo cual deberá reducir los precios.

Fuente: https://www.hosteltur.com