Turquía pone a prueba la seguridad de sus hoteles

Lo hará con el envío de inspectores que simularán ser huéspedes para verificar que éstos cumplen las normas de higiene y seguridad contra el virus.

El Ministerio de Cultura y Turismo de Turquía ha confirmado que usará inspectores que se harán pasar por falsos clientes para verificar que los hoteles cumplen las normas de higiene y seguridad que les permite obtener el certificado de turismo saludable, que el ministerio emite para acreditar que el establecimiento cumple con las medidas de prevención contra el coronavirus.
Según anunció esta semana el ministerio, inspectores de incógnito visitarán los hoteles para verificar si siguen las normas que se requieren para recibir dicha certificación, incluyendo las medidas de distanciamiento social en los restaurantes y habitaciones o la limitación del aforo en lugares como las piscinas.
Posteriormente dichos inspectores enviarán sus informes al ministerio y al Instituto de Estándares Turco (TSE), y si se comprueba que los hoteles no cumplen con los criterios obligatorios se les retirará la certificación que acredita que son seguros para acoger huéspedes a pesar de la pandemia de COVID-19. Está previsto que los inspectores realicen visitas de incógnito cada dos meses, según informaciones publicadas en la prensa turca.


El programa de certificación de hoteles saludables para el turismo fue lanzado en mayo para garantizar que el sector turístico cumple con las medidas necesarias para evitar contagios por el virus y permitir el inicio de la temporada de turismo. Entre otras medidas exige que en los hoteles se tome la temperatura a los clientes y que se establezcan medidas para mantener la distancia de seguridad. Además el personal deberá llevar mascarillas y pantallas faciales.
En las habitaciones de los hoteles, los vasos deberán ser desechables y las habitaciones completamente desinfectadas cada vez que un cliente finalice su estancia. Objetos como el mando de televisión deberán ser también desinfectados y envueltos en bolsas desechables. En los restaurantes de los hoteles se mantendrá la distancia de seguridad y ya no habrá buffet libre, mientras que se limitará el aforo en playas y piscinas para evitar contagios por coronavirus.

Fuente: https://www.hispanatolia.com