Un hotel espacial, de la ciencia ficción a la realidad

Jeff Bezos construirá un hotel en el espacio con su empresa aeroespacial Blue Origin. La instalación servirá tanto para fines científicos como turísticos.

En colaboración con Sierra Space, Blue Origin ha revelado planes para desarrollar y construir una estación espacial comercial, llamada Orbital Reef, que dará vueltas a la Tierra en órbita baja para ofrecer alojamiento a todo tipo de proyectos y clientes privados. Aunque las características concretas de la estación no se han detallado, se espera que sea lo suficientemente grande como para alojar varios módulos dedicados a diversas funciones. Dichos módulos serán de un diámetro más grande del acostumbrado, lo que permitirá obtener un mayor espacio para experimentos y para alojar a los futuros astronautas.

Blue Origin se encargará de desarrollar los módulos centrales de la estación, además del sistema de lanzamiento New Glenn, capaz de transportar más peso que New Shepard. Por su parte, Sierra Space trabajará en los módulos que se conectarán a los centrales, y que proveerán entornos para soportar vida, además de en una nave espacial capaz de transportar tripulación y suministros entre la estación y la Tierra.

Otras compañías participarán en menor medida, como Boeing, que desarrollará el módulo científico, además de encargarse del mantenimiento y las operaciones de la estación; eso permitirá que su cápsula Starliner pueda visitar la estación cuando esté completada. Lo más llamativo es que Genesis Engineering Solutions está trabajando en un vehículo que permitirá a una persona salir al espacio y trabajar con los brazos mecánicos incorporados.

La Orbital Reef tendrá dos propósitos: permitir la realización de experimentos científicos, y fomentar el turismo espacial, y la estación estará abierta a clientes internacionales de todo tipo; los módulos se usarán para investigación, fabricación, turismo, educación y más. Se espera que los primeros módulos puedan desplegarse entre 2025 y 2030.

Blue Origin describe la estación Orbital Reef, que sería habitable para hasta 10 personas, como un “parque empresarial de uso mixto” en el espacio, además de ser capaz de ofrecer una “hospitalidad exótica” para los turistas espaciales.

Orbital Reef está diseñado para tener casi tanto volumen habitable como la Estación Espacial Internacional.