Un político que no dejó nada sin decir

Durante la apertura del 47 Congreso de Agentes de viajes de FAEVYT realizado la semana pasada, en la ciudad de El Calafate, hubo discursos para todos los gustos. Alguno tibio, alguno con reclamos, alguno con conceptos equivocados, alguno que no dijo nada y también el del Intendente de la ciudad, Javier Belloni.

A veces es difícil plantarse en un estrado con autoridades de mayor rango y decir lo que uno siente. Hace falta tener las cosas bien puestas y la voluntad política necesaria para defender las ideas propias en un ámbito donde hoy todo lo que se dice trasciende mediáticamente.

Javier Belloni dijo lo que muchos piensan, en El Calafate y en todos los destinos nacionales autóctonos.

Pidió, por ejemplo, que el Estado esté presente, sea activo y promotor de las acciones de los privados. En otras palabras, que marque el rumbo e impulse a la actividad.

Recordó que a lo largo de los años llegaron a El Calafate las nuevas pasarelas, el aeropuerto, y que de los 10 mil habitantes de 2007 hoy rondan los 30 mil -tal vez la ciudad argentina de mayor crecimiento poblacional en escala-, pero la conectividad sigue siendo escasa para un destino turístico reconocido en el mundo entero, porque si bien este año habrá vuelos desde San Pablo con escala en Córdoba, el año que viene deberían ser directos.

Belloni también expresó lo bueno que sería para la actividad turística tener un ministerio de Turismo en la provincia y que con una pista de esquí cambiaría la historia de El Calafate.

El Calafate es una verdadera ciudad turística, donde cuidan y miman al turista y donde su gente se reinventa para que la única postal que se lleven sus visitantes no sea solo la del Glaciar.

El 75% de la población vive del turismo y durante un año y medio no tuvo turistas, ni asistencias que cubrieran todas las necesidades. Hubo apoyo, sí, pero insuficiente para una ciudad que vive por y para el turismo.

Finalmente se refirió al Previaje y al rol social que cumplió, permitiendo que muchos argentinos conocieran destinos turísticos que de otra manera les hubiera resultado imposible descubrir. Pero…

Si bien dijo que fue un “golazo”, criticó al gobierno nacional por no haber aprovechado con una mayor difusión el éxito del Plan.
El caro lector y nosotros sabemos de la enorme inversión que se llevó a cabo para salvaguardar al sector turístico, pero la escasa difusión hizo que se diluyera en el inconsciente colectivo. Increíblemente la mejor gestión de la Administración Fernández nunca pasó de ser un beneficio para pudientes para la mayoría de la gente.

Javier Belloni dijo unas cuantas verdades y dejó en claro cómo defender un destino turístico a pesar de la política.