Visto bueno a Boeing para la compra de Embraer

Competencia de Brasil aprueba la compra de la empresa de aviación brasileña al considerar que “no compiten en los mismos mercados y que no existe riesgo de problemas competitivos derivados de la adquisición”.

La orden de aprobación de la fusión se firmó este lunes.
La operación analizada por Cade prevé dos transacciones. Una de ellas consiste en la adquisición de Boeing del 80% del capital del negocio de aviación comercial de Embraer, que incluye la producción de grandes aviones regionales y comerciales (Operación Comercial). La segunda es la creación de una empresa conjunta entre Boeing y Embraer destinada a la producción del avión de transporte militar KC-390, con 49% y 51% de participación, respectivamente (Operación de Defensa).

Análisis de la Operación

Para el análisis de la Operación Comercial, Cade se basó en el segmento de aeronaves comerciales con una capacidad entre 100 y 150 asientos, un mercado considerado en la operación. La evaluación realizada concluyó que la operación no debería afectar negativamente los niveles de rivalidad existentes en este mercado, a pesar de que las condiciones de entrada al sector no son favorables. De hecho, la expansión de la cartera de Boeing debería aumentar su capacidad de ejercer presión competitiva contra Airbus, un fabricante que domina este mercado.
En el ámbito de la Operación de Defensa, Cade analizó el mercado mundial de aviones de transporte militar tripulados en los que se inserta el KC-390 de Embraer y el avión C-40 Clipper y KC-46 A Pegasus de Boeing. La autarquía concluyó que no hay posibilidad de ejercer el poder de mercado, ya que la operación no representa la unión de las carteras de aviones de transporte militar de las compañías, sino solo la participación en un proyecto común.

Conclusión


Cade concluyó que la compra de Boeing generará beneficios para Embraer, que se convertirá en un socio estratégico. De esta manera, la división que permanece en Embraer, la aviación ejecutiva y de defensa, tendrá una mayor cooperación tecnológica y comercial de Boeing. Además, las mayores inversiones de la división comercial, que tiene una fuerte competencia con Airbus, correrán a cargo de Boeing.
Por estas razones, Cade decidió aprobar la transacción sin ninguna restricción. El análisis de la fusión por parte del municipio se realizó bajo aspectos estrictamente competitivos.

Fuente: https://actualidadaeroespacial.com 28/01/20