Y la noticia es que Venecia no se inundó…

A pocos meses de una de las peores inundaciones que sufriera la ciudad del norte de Italia debido a la marea alta, o “acqua alta”, este fin de semana se pudo comprobar la eficacia del sistema de diques que la protegen. ¡Eso sí tras 10 años de iniciadas las obras de su construcción!

En noviembre de 2019 la “ciudad de los canales” vivía con desazón la peor inundación desde 1996 debido a una de las periódicas subidas del mar que cubren por completo la Plaza San Marcos y ponen en riesgo la estabilidad de sus palacios y construcciones más antiguas.

Ante ese panorama las autoridades vénetas vienen desarrollando este proyecto que lleva más de 40 años ideado y 10 en proyecto; y que terminará en 2021 con un presupuesto total de 7.000 millones de euros. Este mecanismo de diques se denomina Moisés o Mose (Módulo Sperimentale Elettromeccanico) haciendo referencia a Moisés y su proeza de abrir y cerrar las aguas del mar Rojo a su paso fue puesto a prueba este fin de semana y tardó 17 minutos en resguardar a la ciudad de los efectos de la marea.

Este enorme sistema de diques mécanicos, formado por 78 compuertas de casi 300 toneladas y 60 metros de longitud instaladas en las bocas del Puerto de la Laguna, ha frenado la fuerza del mar y ha protegido a la isla por primera vez en toda su historia.

“Ha salido muy bien. Estamos muy satisfechos. Me han insultado porque creía en esta obra, pero hoy hemos frenado el mar, que tiene un nivel más alto fuera de la laguna. Hoy celebramos algo histórico”, ha señalado el alcalde de la ciudad, Luigi Brugnaro, en la cadena Sky.

Lo del sábado solo fue un simulacro, pero una prueba de que Moisés funciona. No obstante, la idea no convence a todos. Aunque los venecianos se han mostrado muy contentos, los ecologistas no ven con buenos ojos la obra pues puede llegar a tener un impacto en el fondo marino cuando las compuertas se mantengan sumergidas en marea baja.

Habrá que darle tiempo al proyecto y ver si este Moisés es la salvación a los pronósticos que señalan que Venecia baje de nivel hasta 8 cm en los próximos 20 años.

Fuente: https://www.traveler.es